#SevillaFC || BONO: OBJETIVO SOÑAR

Sevilla's Moroccan goalkeeper Yassine Bounou celebrates during the UEFA Europa League quarter-final football match Wolverhampton Wanderers v Sevilla at the MSV Arena on August 11, 2020 in Duisburg, western Germany. (Photo by Ina Fassbender / POOL / AFP) (Photo by INA FASSBENDER/POOL/AFP via Getty Images)

Yassine Bounou, conocido como Bono entre los amantes del fútbol de Primera y, sobre todo, entre la afición sevillista, se consagró en el tramo final de la temporada pasada como uno de los porteros más fiables del viejo continente. El portero marroquí, ya propiedad del Sevilla, ha vivido una temporada atípica. No solo la Covid-19 ha marcado la vida del guardameta de 29 años, la lesión de Vaclik y la competición fetiche del Sevilla Fútbol Club, la Europa League, han supuesto un antes y un después en la carrera de Bono.

Anuncios

Hay que remontarse al verano pasado para comenzar esta historia. Bono llegaba al Sevilla procedente del Girona, que acababa de descender a LaLiga Smartbank, en forma de cesión. Lo que ‘a priori‘ podía parecer un fichaje de banquillo, se ha acabado convirtiendo en una competencia de las más duras que ha tenido Tomas Vaclik desde que aterrizó en la capital hispalense. Y sí, los seguidores sevillistas recordarán que una mala actuación del marroquí ante el Cluj rumano casi le cuesta al Sevilla un disgusto en su competición favorita. Aun así, el meta no bajó la cabeza y aprovechó el formato a partido único de la fase final de la Europa League para dejarnos una colección de paradas memorables, de las que se recuerdan durante años y parecen imposibles cuando el delantero encara la portería.

Anuncios

Julen Lopetegui, técnico del Sevilla, sabe de primera mano lo que siente un portero cuando tiene al delantero en un mano a mano. El técnico vasco, exportero de Real Madrid y Barcelona, contaba con un auténtico muro en la portería de Nervión, el checo Tomas Vaclik. Sin embargo, no esperaba que una desafortunada lesión le iba a dejar sin su número “1” en el tramo final de la temporada. Ahí entró en escena Yassine Bounou, que consiguió echar una mano, nunca mejor dicho, para que el Sevilla conquistase el cuarto puesto liguero, empatado a puntos con el tercero en la tabla, y alzase su sexta Europa League ante el Inter de Milán en una final de las que gusta a cualquier aficionado al deporte rey. Bono se hizo grande, tapó portería y, a pesar de encajar dos goles, hizo paradas de ensueño. Delanteros como Martial o Lukaku aún sueñan con las actuaciones del bueno de Bono en la competición.

Anuncios

Llegados a este punto, y con la extensa sombra del Bayern de Múnich oteando el horizonte en una nueva final europea, surge la duda de qué decisiones tomará Lopetegui en una portería que tiene, ahora más que nunca, muy bien cubierta. ¿Apostará el técnico vasco por el meta checo o por su portero revelación? Tendremos que esperar para ver cuáles son las decisiones de un técnico que ha basado sus éxitos en la solidez defensiva, pero lo que está claro es que esta temporada tendremos ocasión de ver a dos auténticos porterazos defendiendo la portería sevillista en Liga, Copa y la deseada por todos Champions League. Aunque tanto partido podría ser una oportunidad para ver en escena a alguno de los porteros procedentes de la prolífica cantera sevillista.

Bono y Vaclik. Vaclik y Bono. Un auténtico espectáculo para aquellos que prefieren parar a marcar.

Fichajes Sevilla FC: Bono negocia con el Girona para quedarse
Anuncios

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: