El Benfica se hace con los servicios del charrúa, previo pago de 24 millones de euros.

El culebrón entorno a Darwin Núñez llegó a su fin. Durante el pasado viernes, el representante del exjugador indálico viajó hacia Almería con el fin de descongelar una operación que parecía no terminar de concretarse. Al siguiente, viajaron emisarios desde el Benfica para así culminar los últimos flecos. A pesar de todo, no se concretó el acuerdo y el charrúa viajó con sus compañeros hacia Marbella para realizar la pretemporada. Finalmente, esta mañana volvería a la capital almeriense para así firmar con el Benfica por 5 temporadas.

Cabe destacar que la cláusula de Darwin era cercana a los 40 millones de euros y el propio club andaluz ya dejó claro que no estaban dispuestos a malvender a un activo tan importante como él. De hecho, decisiones como la de llevar a Darwin a la pretemporada o usarlo como modelo en los anuncios de las nuevas equipaciones fueron determinantes para que el club lisboeta diera el do de pecho por el ex delantero de Peñarol.

Finalmente, la operación se ha cerrado en 24 millones de euros por el 80% del pase del jugador, de los cuales el Almería se quedaría con unos 20 millones y los otros 5 volarían rumbo al club de Montevideo por derechos de formación.

Darwin celebra un gol en el Estadio de los Juegos Mediterráneos.

Darwin Núñez es un delantero de gran envergadura (1,87 metros) y bastante rápido, dejando siempre a sus defensores atrás cuando realiza un demarque. Durante esta temporada con la UD Almería (su primera campaña en Europa), ha anotado 16 goles y ha dado 2 asistencias en 30 encuentros, cifras que demuestran que posee un gran olfato goleador. Por si fuera poco, es ya internacional absoluto y frecuentemente convocado para la selección uruguaya, junto a delanteros como Luis Suárez o Cavani, con tan solo 21 años. Tampoco rehúye en cuanto a tareas defensivas, siendo el primero (e incluso llegando a su propia área) en presionar al equipo rival.

Sin duda, el club andaluz pierde a su activo más importante de cara a la siguiente campaña. Sin embargo, el traspaso del uruguayo ha batido récords, siendo la venta más cara de la UDA en su historia y de LaLiga Smartbank, superando la de Hasselbaink por el Chelsea (22,5 millones de euros). Es, además, la compra más cara de la historia del Benfica y de la Liga NOS, por encima de los 22 millones que le costó Raúl Jiménez procedente del Atlético de Madrid.

Mediante dicha cantidad, el cuadro dirigido por José Gomes tratará de realizar fichajes que estén a la altura, como podrían ser Lincoln, Pedro Mendes, Jorlian Sánchez o Juan Villar (este último en calidad de cedido) entre otros. Por ello, se esperan días movidos en las oficinas indálicas.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: