#RealZaragoza || VÍCTOR FERNÁNDEZ SE DESPIDE DEL CLUB DE SU VIDA

Un adiós lleno de dolor y tristeza, pero también de optimismo e ilusión. Porque eso es lo que siempre consigue transmitir Víctor Fernández al zaragocismo hasta cuando peor está: ilusión por volver a Primera División. Sea en el infierno de los puestos de descenso a 2ªB en 2018, sea en plena crisis deportiva hace un par de meses o sea hace unas semanas cuando todo iba en contra del Real Zaragoza. Así es Víctor Fernández y así será siempre, un zaragocista de corazón donde los haya.

Y así ha sido su despedida. El entrenador zaragozano deja el club de su vida con 59 años a su espalda y después de una “temporada agotadora de hasta 13 meses de duración”, tal y como ha afirmado él en la rueda de prensa de despedida que ha ofrecido en la mañana del martes. “Mi etapa en el Real Zaragoza ha terminado, es necesario un nuevo rumbo en la política deportiva para lograr el ansiado ascenso”, comenzaba diciendo Víctor.

Una rueda de prensa en la que le acompañaban el presidente, Christian Lapetra, y el director deportivo, Lalo Arantegui. Una rueda de prensa en la que ha asegurado estar “muy triste, sobre todo por no poder hacer feliz a toda la afición”. Víctor ha reiterado que “me voy con una tristeza inmensa, pero con la satisfacción de que hemos dado todo lo que podíamos”. Un consuelo que sirve de poco pero que reconforta a la parroquia aragonesa.

El técnico ha destacado que todo lo que le ha ocurrido al Real Zaragoza en esta temporada ha sido muy cruel, incluido el último partido frente al Elche. Sin embargo, no ha querido bajarse de su personal barco de la ilusión: “Con ilusión y confianza, todos los zaragocistas vamos a acompañar el nuevo proyecto con la fuerza de esta temporada”. Por supuesto, ha querido agradecer a todo el personal del club, a jugadores, a directivos y a la afición todo el esfuerzo realizado en la lucha por el ascenso.

Víctor Fernández se va con esa espinita clavada, sin poder lograr lo que más anhelaba como zaragocista. Pero deja un legado y una leyenda que ha conseguido contagiar a toda la afición con su discurso, pues es un comunicador nato y una persona que siente absolutamente todo lo que dice. Atrás quedan 418 partidos en el banquillo del Zaragoza -entrenador con más partidos en la historia del club aragonés-, 169 victorias, la Recopa de Europa del 95, la Copa del Rey del 94, una salvación in extremis de la desaparición y un “casi” ascenso con mil y una adversidades mediante. Atrás quedan sus lágrimas cuando escuchaba a su afición el “Víctor, quédate” o en el recibimiento al equipo el día que se entonaba el “Volveremos a Primera” frente al Real Madrid en la Copa. Atrás queda una leyenda del zaragocismo: Don Víctor Fernández Braulio.

Miguel Majarena

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Zaragoza y amante del deporte y, sobre todo, del fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *