#CFFuenlabrada || DECISIÓN, DESCENSO A SEGUNDA B

El juez instructor del Caso Fuenlabrada ya ha hablado. Se ha decidido sancionar al CF Fuenlabrada por cometer una infracción disciplinaria por conductas contrarias al buen orden deportivo de carácter muy grave tipificada en el Artículo 68.1 del Código Disciplinario que dice lo siguiente:

Anuncios

Artículo 68. Conductas contrarias al buen orden deportivo.

  1. En general, las conductas contrarias al buen orden deportivo, que no sean calificados como actos y conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes, cuando se reputen como muy graves, serán sancionadas con multa de 3.006 a 30.051 euros y una o varias de las siguientes sanciones:
     Pérdida del encuentro, en los términos descritos en el artículo 59 del presente código disciplinario.
     Deducción de tres puntos en la clasificación.
    Descenso de categoría.
     Celebración de partidos en terreno neutral.
     Clausura total del recinto deportivo de un partido a una temporada.
     Inhabilitación para ocupar cargos en la organización federativa, o suspensión o privación de licencia, por tiempo de dos a cinco años.
     Privación de licencia, con carácter definitivo.

En concreto, al Fuenlabrada se le ha sancionado con una multa de 15.001€ y el pertinente descenso de categoría. Según el Articulo 37 del Código Disciplinario, los clubes interesados y el expedientado deberán ser notificados de ello, y en concreto el Fuenlabrada tiene 10 días hábiles para presentar alegaciones, pero no han tardado en manifestarse argumentando que:

El nombramiento del Juez Instructor es ilegal ya que el nombramiento de los jueces los debe realizar el Presidente de la RFEF “por temporada”, y no el mismo día que se asigna el caso contra el Fuenlabrada, además de la nula experiencia en el sector del derecho deportivo.

Que las providencias que el Juez Instructor firma no las escribe él, sino el Vicesecretario General de la RFEF, Miguel García Caba, y por tanto el instructor independiente sería a efectos prácticos un miembro de confianza de Rubiales.

Además se alega que el procedimiento disciplinario está plagado de infracciones procesales debido a la toma de declaración sin asistencia letrada, incumplimiento de plazos y falta de práctica de prueba de forma arbitraria y falsedad manifiesta.

Que las acciones que estan realizando un grupo de directivos de la RFEF son delito de intento de adulterar la competición según el Artículo 286.bis.4 del Código Penal.

Anuncios

Ante ello el Fuenlabrada ya ha denunciado todos estos hechos ante la Justicia de Instrucción Penal y ante el CSD, y se llegarán hasta las últimas consecuencias para probar y desmontar el turbio plan criminal en que está el club metido, tratando de defender a aquellas personas dentro del club que dependen del mismo y que con su trabajo han logrado que en estos momentos el club pueda vivir su segunda temporada en el fútbol profesional.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: