La llegada de Suso al Sevilla se producía en un momento delicado, el equipo venía de caer en Copa del Rey ante el Mirandes, en la única mancha del equipo en todo el año.

El gaditano, de una calidad tremenda, llegó como fichaje estrella, cedido con una opción de compra de 20 M €, obligatoria en caso de entrar en Champions League, como así ha sido, por lo tanto, Suso ya es propiedad del Sevilla FC.

Anuncios

Ocampos pasó a banda izquierda, y Suso, acompañaba a Navas en la derecha. Este movimiento tenía dos lecturas, Ocampos en la izquierda bajaba el rendimiento y la posición natural del flamante fichaje, es la banda diestra, bendigo problema para Lopetegui.

En los primeros partidos Suso no estuvo bien, físicamente el futbolista no llegaba en buenas condiciones y eso se hacía notar. Poco a poco, con minutos, el jugador fue cogiendo confianza y ritmo, y se convirtió en un fijo para el técnico vasco.

Cuando mejor estaba, vino el parón por la pandemia, y la vuelta a la competición erau na incógnita para todos y cada uno de los jugadores. Suso volvió tal y como llegó, mal. Se le veía lento y faltó de ritmo, y un futbolista con tanta calidad, necesita estar al máximo siempre.

Sin embargo, en la Europa League ante la Roma y especialmente ante el Wolves, Suso ha cuajado dos grandes partidos, donde ha sido fundamental en esa banda derecha.

Anuncios

En semifinales, el Sevilla tendrá un hueso muy duro de roer, el Manchester United , y ahí los jugadores importantes, como Suso, deben dar un paso adelante y tirar del carro.

Julen está encantado con el jugador, confía al máximo en él, y poco a poco, va demostrando su valía.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: