Fino alla fine. A las 21:00 horas del próximo viernes el balón rodará por el Allianz Stadium para ser el escenario que dicte sentencia y dictamine quien será el agraciado que pueda pasar a la siguiente fase eliminatoria de la UEFA Champions League y continuar así con el sueño europeísta con el que tantos y tantos clubes piensan en poder llegar a tener. Será un encuentro apasionante pero descafeinado, pues no habrá presencia de aficionados en las gradas y ambos equipos tienen a bien enseñarnos la tradición de fútbol que corren por sus vidas. Además hay un aliciente más, el orgullo de tirar de épica y remontar para los italianos y de mantener o incluso ampliar el cómputo global para los franceses. ¿Algún favorito? En otras circunstancias quizás sí, pero hoy por hoy los de Maurizio Sarri vienen de ganar el Scudetto en una temporada muy irregular y sufrida frente a un Olympique Lyonnais que terminó la temporada séptimo pero que llega con la ventaja de haber impuesto por la mínima en su feudo.

Imagen: Leandro Trousart celebrando su gol.

REMONTAR O REMONTAR, NO QUEDA OTRA

Tras haberse proclamado como campeones de Italia por novena vez consecutiva, la Juventus de Turín sueña con poder alzarse con la UEFA Champions League y así intentar el doblete, ya que el triplete es imposible al haber caído en la tanda de penaltis de la final de la Coppa Italia ante la SSC Napoli. Tirar de épica para remontar una eliminatoria que se pudo en contra en tierras francesas y que ahora en su casa, en Turín, deben de voltear para poder avanzar de ronda y seguir con vida en la competición más prestigiosa a nivel de clubes de Europa. Aunque a priori esté siempre encima de la mesa el que ostenten un alto porcentaje de probabilidades encima de mesa de cara a poder llegar a la final, la Vecchia Signora es el tercer club que más veces disputó la última fase del campeonato, con seis finales, y también el club que más veces las perdió, con un total de cinco. ¿Será este año cuando rompan el maleficio? Primero deben ganar este encuentro.

Imagen: Paulo Dybala celebrando un gol con la Juve.

En sus filas cuentan con las bajas por lesión del mediocentro Sami Khedira, del lateral derecho Mattia De Sciglio, el extremo izquierdo Douglas Costa y el mediapunta Paulo Dybala. Como bajas federativas no tienen a nadie pero como jugadores apercibidos están los mediocentros Rodrigo Bentancur y Adrien Rabiot así como el lateral izquierdo Alex Sandro.

AGUANTAR Y REZAR

Orgullo de poder seguir soñando. Si algo caracteriza a los franceses es que no se dan por vencidos y que se querrán dejar la piel sobre el terreno de juego para poder seguir el sueño de colarse entre los mejores clubes europeos de esta presente temporada. En la Ligue1 quedaron séptimos clasificados en una temporada para olvidar, por lo que esa pequeña ventaja en el encuentro de ida pudo haberles motivado a pesar del parón por el auge del Covid-19 en Europa que hizo que su liga se suspendiera aunque el resto no fuese así. Los pupilos de Rudi García querrán dedicar un triunfo a todos los aficionados fallecidos que alguna vez soñaron con poder avanzar y confiar en que la suerte del sorteo les favorezca gratamente.

Imagen: Jugadores del Olympique Lyonnais celebrando un gol.

Para poder encarar esta guerra no tienen a ningún jugador en su enfermería ni a ningún jugador como baja apercibida. Únicamente tienen al defensa central Marcelo como jugador apercibido.

UNA IDA MUY ABIERTA

Para poder ver el último encuentro entre ambos nos tendremos que situar en el 26 de febrero de este mismo. El Parc Olympique Lyonnais sería el recinto que decidiría qué escuadra tomaría ventaja de cara al partido de vuelta que se disputará en Italia. Una ida con un resultado de 1-0 para Les Gones que podría en serios apuros a los Bianconeri que necesitará tirar de garra y esfuerzo. El encuentro tendría que llegar hasta el minuto 31 de la primera parte gracias al acierto del francés Lucas Tousart.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: