#ChievoEmpoli || EL CHIEVO VERONA SUFRE Y PIENSA EN LAS SEMIFINALES

Ya llegaron los Play Off de ascenso a Serie A. El partido arrancaba con un desértico Stadio Marcantonio Bentegodi que daba el pistoletazo de salida a la promoción de ascenso desde la Serie B hacia la máxima categoría del fútbol italiano entre dos de los gallos, e históricos, clubes de la categoría de plata italiana: Chievo Verona y Empoli FC. En un desangelado y sosegado estadio donde la música sonaba con un eco aterrador producido por los golpes contra el seco, y húmedo, plástico de unas butacas que hacía mucho tiempo que ni sentían ni padecían. Una vez se saludaron los jugador y se organizaba el saque, favoreciendo al Chievo Verona, el partido daba comienzo y con él los nervios por tomar ventaja en el encuentro de ida.

CLARAS INTENCIONES PERO NO SE DIO EL PASO

Desde el minuto uno se palpaba una intensidad increíble y habría ocasiones para ambos clubes pero con muchas imprecisiones. No sería hasta el minuto 10 cuando los visitantes tendrían una clarísima ocasión para poder ponerse por delante, pero Adrian Semper metería una buena mano abajo blocando el disparo. Si en los primeros 15 minutos se pudiese realizar un mapa de calor con las zonas donde el balón tuvo más presencia sería en el centro del campo, aunque tras mucho tiempo en esa zona llegaría una ocasión clarísima para el Empoli en la que Samuele Ricci dispararía a portería desde el punto de penalti con tan mala suerte que nuevamente el croata Adrian Semper blocaría a la perfección el esférico. El anfitrión estaba en horas bajas. Parecía que los visitantes eran los mejores posiciones para estrenar el luminoso pero sería otra vez el guardameta veronés el que despejaría a córner un disparo fuerte, seco y centrado del delantero, que estaba ejerciendo de centrocampista, Filippo Bandinelli.

Imagen: Jugadores del Chievo y Empoli disputando un balón.

Los anfitriones estaban encajando golpes y parecía que no reaccionarían pero de repente el extremo derecho italiano Emanuel Vignato tendría una muy buena ocasión de cabeza la cual rozaría el palo provocándole cosquillas. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se termina rompiendo, aunque en este partido de momento no se podría aplicar el dicho. Como si de corredores de triatlón se trataran los jugadores dirigidos por Pasquale Marino salían a las contras cinco de golpe para intentar pillar a los veroneses pero era tal la presencia Azurri en terreno enemigo que se trastabillaban al no tener margen de pase. Algo nunca antes visto. Cumplida la primera media hora del partido desde Verona las tablas seguían igual y el marcador parecía no tener intención de moverse al no conseguir ninguna escuadra perforar la red rival. Otra vez, y ya se perdieron la cuenta, la iniciativa de acabar jugada sería de la escuadra de Pasquale tras un chut seco y cruzado del mediocentro escocés Liam Henderson. El descanso llegaría tras un minuto de añadido en el que ambos lo intentaban, más el Empoli, pero que ninguno daba el paso hacia adelante.

MUCHO RUIDO Y POQUITAS NUECES

Al poco de comenzar los últimos 45 minutos, sobre el minuto 47, el atacante suizo Nedim Bajrami tendría una ocasión clarísima al intentar cruzar un tiro y sorprender a sus contrincantes con tan mala suerte de que se iría rozando el poste Clivensi. La polémica del encuentro llegaría en el minuto 53 tras un centro puesto por Renzeti que desviaría ligeramente con la mano el centrocampista Samuele Ricci, siendo claramente penalti tal y como el videoarbitraje confirmó una vez el colegiado vio varias instantáneas de la jugada. El serbio Filip Djordjevic tendría en sus botas la oportunidad de adelantar a los suyos desde los once metros, pero su disparo lo parararía Alberto Brignoli.

Imagen: Jugadores del Chievo Verona celebrando su gol.

Según iban pasando los minutos la cosa no parecía mejorar para el Chievo y sí para el Empoli, pero tampoco iba muy allá. Llegado el minuto 86 tocaría apretar y la fortuna haría que el Empoli dispusiera de una oportunidad clarísima sobre la pena máxima sin embargo el destino es caprichoso y Amato Ciciretti, ex jugador de la SSC Napoli, fallaría el penalti que hubiese puesto por delante a los suyos en un tramo letal del encuentro. Finalmente fueron cinco los minutos que se añadirían para ver si alguno de los dos se ponía por delante en la eliminatoria. El partido concluiría con un apretado cero a cero que dejaría todo abierto para la primera parte de la prórroga.

TIEMPO EXTRA DE INFARTO

Al poco de comenzar el tiempo extra sería el cuadro forastero quien tendría una ocasión clara de gol tras un remate muy complicado de Davide Frattesi que pasaría muy cerquita del palo veronés. Contra todo pronóstico en el minuto 97 se abriría el marcador por primera vez de la mano de Luca Garritano tras aprovechar un centro-chut de su compatriota Michele Rigione. Verona cantaba al alirón tras verse en la semifinal. Nuevamente la polémica llegaría cuando varios jugadores del Empoli reclamarían una mano en área del Chievo Verona, siendo pena máxima tras la revisión del VAR: no podían fallar. Pero la historia se repitió y los visitantes fallarían otra penalti que, en esta ocasión, habría supuesto el empate. La desgracia les acompañaba y la primera parte de la prórroga finalizaría sin nada más que destacar.

Imagen: Jugadores del Empoli celebrando su gol.

La segunda parte de la prórroga significaba la última bala en la recámara para que los de Pasquale Marino pudiesen tirar de épica y remontar un resultado adverso para pasar a la siguiente fase y poder así soñar con su regreso a la Serie A desde su descenso en la temporada 2017-2019. El fútbol es caprichoso y en un saque de esquina sería Gennaro Tutino quien se encontrase en el momento y lugar indicado para empujar un centro de Simone Romagnoli. Con este empate el Chievo, por ser mejor posicionado, pasaba de fase. Ahora los del Empoli sabían del daño que habían causado y eran constantes centros sin aparente peligro. Fueron tres los minutos que se añadieron para que se intentase decantar para unos o para otros el choque tan igualado a pesar de que no habría más ocasiones y sería el Chievo Verona quien festejaría su pase a semifinales para medirse a la Spezia 1906 el 8 de agosto.

FICHA TÉCNICA DEL ENCUENTRO

CHIEVO VERONA: Semper – Dickmann, Rigione, Leverbe, Renzetti – Segre (Karamoko, 117′), Esposito (Zuelli, 81′), Obi (Di Noia, 73′) – Vignato (Cavar, 117′), Djordjevic (Ceter Valencia, 90+1′), Garritano.

EMPOLI FC: Brignoli – Antonelli (Pinna, 67′), Romagnoli, Nikolaou, Fiamozzi – Ricci (Frattesi, 68′), Henderson, Bandinelli (Tutino, 106′) – Bajrami (Mancuso, 67′), La Mantia, Ciciretti (Moreo, 101′).

TARJETAS AMARILLAS CHIEVO VERONA: Ceter Valencia (95′).

TARJETAS AMARILLAS EMPOLI FC: Henderson (40′).

ESTADIO: Stadio Marc’Antonio Bentegodi (Verona).

ÁRBITRO: Davide Ghersini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *