#AFCWimbledon || LA HISTORIA DEL EQUIPO QUE SE TRANSFORMÓ EN UNA RIVALIDAD

Un equipo histórico, con muchos años en el fútbol desparece. Hasta ahí todo bien, muchos clubes han pasado por eso. Pero este es un caso especial. La mala gestión de este equipo llevó a dos partes totalmente contrarias a fundar dos clubes totalmente contrarios. No, no es fácil de entender, pero aquí os lo explicamos. Vamos a contaros la historia del Wimbledon FC y del AFC Wimbledon y su rivalidad con el MK Dons, equipo fundado hace 16 años, por la disputa de un equipo con más de un centenar de años de historia a causa de, por extraño que suene, una mudanza. ¿No entiendes nada? Normal.

Anuncios

El FC Wimbledon fue un equipo de fútbol que nació en Wimbledon (como su propio nombre indica) en 1889, hace más de 130 años. A pesar de no ser un equipo que compitiera por los más altos trofeos, fue un equipo histórico del fútbol británico, que llegó a disputar 14 temporadas en la First Division (la que por unos años fue la primera división inglesa, y luego pasaría a ser la segunda, con la creación de la Premier League) y que, a parte de títulos de liga menores, ganó la FA Cup, en 1988.

Jugadores del AFC Wimbledon celebrando un gol, equipo que actualmente milita en tercera división, y que es uno de los dos equipo fundados a partir de este Wimbledon FC.

Pero llegaron los problemas. En 1996, Sam Hammam, presidente del club por aquel entonces, tenía como único objetivo vender al equipo (o eso parecía). En primera instancia intentó venderlo a un grupo irlandés, que les prometió un lujoso estadio y trasladar el equipo a Dublín. Tras el acuerdo con la FA y con la Premier League, fue la Asociación de fútbol de Irlanda la que se opuso porque, según ellos, suponía una amenaza para la liga irlandesa.

Anuncios

En su segundo intento (y definitivo) por “deshacerse” del club, ya en 1997, Hammam le vendió el 80% de las acciones del club a un par de inversores noruegos. Tras la marcha del entrenador Joe Kinnear del banquillo del Wimbledon en 1999, se trajo a un entrenador noruego: Egil Olsen. A mediados de ese curso, una mala racha de resultados supuso el despido de Olsen, que fue reemplazado por Terry Burton. El veterano entrenador no pudo hacer nada, y el Wimbledon acabó descendiendo a First Division, la actual segunda división inglesa (Championship).

Con problemas financieros importantes, el Wimbledon decide trasladarse a Milton Keynes, una ciudad en la que se estaba planificando un gran estadio, pabellón de conferencias y centro comercial (a unos 90km de su anterior sede). Pero para sacar eso adelante se necesitaba un club de fútbol. La negativa del Luton llevó al Wimbledon a ser el elegido para el traslado a Milton Keynes. 

El 2 de agosto de 2001 se confirma que el Wimbledon se mudaría a partir de la temporada 03/04. Como es lógico, los aficionados del club se opusieron totalmente a la idea de marcharse de Wimbledon, al igual que los habitantes de la localidad de donde es originario el club: Merton. Tras varios intentos judiciales en los que casi se interrumpe la “mudanza”, el Wimbledon confirmó en mayo de 2002, que el traslado se efectuaría, ya que, según la comisión independiente de la FA, era la única opción viable a nivel financiero.

Anuncios

Un mes después de la decisión, en junio de 2002, se crea el AFC Wimbledon. Fundado por los socios, este club tenía la esencia y la historia del otro, pero jugaría en su propia ciudad… y ocho divisiones por debajo. Tras una asistencia al campo casi negativa del anterior club por culpa del traslado, el original Wimbledon FC entró en bancarrota, los inversores noruegos “cerraron el grifo” e instantaneamente se nombró un administrador judicial. Una nefasta temporada sin sus mejores jugadores (que habían pedido el traspaso), los “catapultó” a la tercera división. 

Paralelamente, el administrador judicial buscaba un comprador, y fue Pete Winkelman (actual presidente del MK Dons) el que se vio obligado a abonar la cantidad de 850.000 libras por comprar el club, aunque su intención era solamente crear un estadio multiusos. El 1 de julio de 2004 se hizo oficial. El Wimbledon desparecía, y nacía, a petición de Winkelman, el MK Dons… o el Wimbledon refundado.

Y es por eso que existe tanto odio entre AFC Wimbledon (no confundir con Wimbledon FC, que era el antiguo) y MK Dons. Actualmente ambos compiten en la League One (tercera división), y en los últimos dos partidos entre ellos ha sido el MK Dons el que ha conseguido ganar ambos. Y esta es la lucha entre los dos equipos. La herencia de la afición, del pueblo, del cariño y de los sentimientos contra la herencia legal y financiera, que le ha arrebatado a una ciudad un club que era suyo, pero que ahora está viendo a su hijo “rebelde” crecer, el AFC Wimbledon.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: