Mientras hay vida, hay esperanza. Cinco son las jornadas que restan para que la Serie A ponga punto y final a una de las temporadas más atípicas de todos los tiempos por la crisis sanitaria, causada por el Covid-19, que se vivió con mucha preocupación en zonas de Italia como Lombardía. Hoy por hoy son 33 las jornadas que aún se llevan disputadas y en otras situaciones ya se sabría quién sería matemáticamente campeón del Scudetto, siendo la Juventus de Turín casi siempre, pero nos encontramos en un momento en el que son dos los clubes que se están jugando la tercera y última plaza que da acceso a los puestos de descenso a la Serie B. La guerra ha comenzado, solo puede quedar uno.

Imagen: Jugadores del Lecce siendo regateados por Lautaro.

GENOA, UN HISTÓRICO EN MUCHOS APUROS

Sin lugar a dudas el Genoa Cricket and Football Club es el club más antiguo del fútbol italiano y que esta temporada está intentando evitar los puestos de descenso a la Serie B, segunda categoría más alta del fútbol italiano.  La escuadra dirigida por Davide Nicola acumula siete victorias, nueve empates y 17 derrotas hasta el momento con una victoria, un empate y tres derrotas en sus últimas cinco jornadas. Son el cuarto peor local tras haber logrado únicamente cinco victorias y un empate en los 16 partidos disputados en el Stadio Luigi Ferraris así como también el cuarto peor visitante tras haber logrado dos victorias y ocho empates en 17 encuentros lejos de su feudo.

Imagen: Sanabria celebrando un gol con el Genoa.

Actualmente se encuentran tan solo un punto por encima del descenso y tienen muchas papeletas a ocupar la única plaza libre que queda en la zona baja de la tabla clasificatoria. Como próximo encuentro se tendrá que medir en su feudo a su rival más directo hasta el momento, la US Lecce, en la lucha por la salvación y ver quién está condenado a tener las del descenso consigo. Posteriormente visitarán a la Sampdoria en el derbi, acto seguido recibirán al Inter de Milán, visitan al Sassuolo y reciben al Hellas Verona. A priori los Vecchio Balordo deberían sacar seis puntos como mínimo para poder tener alguna mínima opción por salvarse antes de tiempo.

LECCE Y UNA URGENCIA POR SALVARSE

El recién ascendido US Lecce quiere continuar otra temporada más, como mínimo, en la máxima categoría del fútbol italiano para poder lograr objetivos mayores si llegase a sonar la flauta en algún momento de su reciente historia. El club comandado por el italiano, con nacionalidad somalí, Fabio Liverani llevan acumuladas siete victorias, mismas que el Genoa, con ocho empates y 18 derrotas hasta el momento con una victoria, un empate y tres derrotas, mismo bagaje que el Genoa, en sus últimos cinco encuentros. Son el tercer peor local de la competición tras haber logrado la friolera cifra de tres victorias y cinco empates en los 17 encuentros disputados como local así mismo como el quinto peor visitante con cuatro victorias y tres empates en 16 encuentros lejos de su feudo.

Imagen: Jugadores de la US Lecce celebrando un gol.

Actualmente se encuentran tan solo un punto por debajo de la salvación y tienen, de momento, las papeletas de seguir ocupando dicha plaza que les haría bajar de a la categoría de plata de Italia. Como próximo encuentro se tendrán que medir nada más y nada menos que al Genoa, en un encuentro íntegro en la lucha por la salvación, así como luego recibir al Brescia, visitar al Bologna y Udinese y reciben al Parma. Siendo realistas podrán conseguir tres puntos como mucho y no sería del todo suficiente para poder tirar de épica y mantener la categoría.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: