Jornada número  34 en el Vitality Stadium en la que se enfrentaban el Bournemouth y el Tottenham. Un encuentro con pocas ocasiones y un dominio del juego de los locales.

El encuentro comenzó con un Bournemouth teniendo el balón, una tónica que se repitió durante toda la primera mitad. Una posesión que no tenía peligro alguno, debido al buen posicionamiento de la defensa de los visitantes. 

Solamente se denotó peligro a través de los saques de córner lanzados por el Bournemouth, pese a esto tanto Lloris como la defensa repelían esos centros.

Anuncios

Pocas ocasiones del Tottenham, que no conseguía encontrar a Kane, su referencia en ataque. Así se llegó al final de una primera mitad gris.

La segunda mitad siguió la tónica de la primera, la posesión era para un Bournemouth desordenado y caótico en ataque no conseguía traspasar la línea defensiva rival. La emoción llegó en el minuto 54, en el que Adam Smith chocaba con  la cabeza de Ben Davies, provocando una conmoción en el lateral ‘cherry’ que quedaba tendido en el terreno de juego siendo atendido por las asistencias médicas, tras 10 minutos de atención Smith salía en camilla del campo.

Tras los cambios, los de Mourinho se abalanzaron en masa hacia la puerta de Ramsdale, sin éxito los minutos fueron pasando y cada vez había más nervios en el ambiente por conseguir la victoria. 

Con 12 minutos de tiempo añadido, en el minuto 90 llegó la gran ocasión del encuentro, Callum Wilson anotaba una chilena en el área pequeña, pudo ser el gol que daba aire fresco al Bournemouth para evitar el descenso, pero tras el estallido de felicidad de los locales el árbitro decretó una mano de King en el golpeo. Una mano polémica debido a la involuntariedad de la situación.

En los minutos finales, Harry Wilson pudo abrir el marcador en un mano a mano, pero Lloris desvió el disparo, un disparo forzado por parte del galés debido a la predominancia de su pierna izquierda. Así finalizó el encuentro con tablas en el luminoso.

Anuncios

Un empate que no beneficia del todo a ninguno de ambos equipos, el Bournemouth se posiciona como 18º a 3 puntos de la salvación. Por su parte, el Tottenham queda 9º a nueve puntos de Europa, una tarea que se augura difícil para los londinenses.

Ficha Técnica:

Bournemouth (4-4-2):

Ramsdale, Smith (Stacey 63’), Aké, Kelly, Rico, Brooks (Wilson 66’), Gosling, Lerma, Stanislas, King, Wilson.

Entrenador: Eddie Howe

Tottenham (4-3-3):

Lloris, Aurier (Fernandes 90’), Alderweireld, Vertonghen, Davies, Sissoko (Lucas Moura 75’), Winks, Lo Celso (Ndombele 46’), Lamela, Kane, Bergwijn (Son 46’).

Entrenador: José Mourinho

Goles

Wilson (Anulado 91’)

Árbitro: Paul Tierney (Inglaterra). Amonestó a Lerma (Amarilla 31’), Sissoko (Amarilla 31’), Ndombele (Amarilla 87’), Gosling (Amarilla 87’), Wilson (Amarilla 90’).

Vitality Stadium, Bournemouth – 0 espectadores.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: