A veces el fútbol esconde historias que nunca pensamos que fuesen reales. Según la Real Academia Española se considera ovni a todo aquél objeto volador no identificado al que en ocasiones se considera como una nave especial de procedencia extraterrestre. Pues bien, deberían de cambiar la definición cuando sepan que en un encuentro que medía al Inter de Milán y al Atalanta se vivió uno de los momentos más extraños, a la par que anecdóticos, que nos brindó la Serie A: el vuelo sin motor de una moto en las gradas del Guiseppe Meazza. Sí, están leyendo bien.

Imagen: Aficionados del Atalanta en un desplazamiento en moto.

Para ponernos un poco en contexto cabe destacar que los encuentros que miden al club de Milán y al club de Bérgamo tienen mucha más rivalidad de la que se cree, a bote pronto por el parecido de las indumentarias y por ser dos clubes pertenecientes a la región de Lombardía. A pesar de que el Inter tiene una muy fuerte rivalidad con el AC Milan y el Atalanta con el Brescia, lo ocurrido en la temporada 2000/2001 hizo que no se pudiese superar un enfrentamiento entre dos clubes enemigos. La “guerra” se desató en el encuentro de la primera vuelta cuando los aficionados del club de la Dea quemaron el autobús del club Nerazzurri. ¿Vendetta? Por supuesto.

Imagen: Momento en el que cuelan la moto en el campo.

Cuando el choque que medía a ambas entidades se disputó en Milán unos 500 aficionados del Atalanta decidieron desplazarse en moto desde su ciudad escoltados por la policía lo que durase el trayecto donde los anfitriones prepararon una particular bienvenida que se saldó con el robo de tres de las motos que estaban por allí aparcadas. Con una victoria por 3-0 tras los goles de Christian Vieri, con doblete, y del Chino Recoba la locura llegó hasta las gradas y el plan había comenzado, un aficionado del Inter metió una de las motos robadas dentro del campo para acto seguido lanzarla al vacío sin piedad. Por suerte solo hubo daños materiales y ninguna persona resultó herida. El club fue sancionado dos jornadas a jugar a puerta cerrada.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: