Tras haber finalizado la Bundesliga en tercer lugar, el Rassen Ball Leipzig ya se mueve en el mercado para tapar las carencias que le ha dejado la tremenda temporada que ha disputado.

Rellenar el vacío que deja Timo Werner es la principal tarea de Ralf Ragnick -que a pesar de sonar para el banquillo del AC Milan, todo apunta a que permanecerá en el cuadro Red Bull-. Y para el mencionado vacío, destaca un nombre sobre el resto de los candidatos, y es el de Milot Rashica, según ‘Bild’.

Nacido en Kosovo, no es un perfil paralelo al de su antecesor, pues a diferencia de Timo, Milot es menos físico pero más rapido, contando con un potente tren inferior compensando así su estatura (1’78m).

Puede jugar tanto de referencia arriba como de extremo (fue así como dio el salto al fútbol profesional), pero donde mas cómodo se halla es detrás del punta.

A pesar de ser diestro, el 7 maneja con soltura su pierna zurda, siendo un jugador potente y técnico, sin torpedearse ambas cualidades entre sí.

Debutó en la élite en el Vitesse holandés. Tras dos campañas y media, donde disputó un total de 105 partidos, marcando 17 goles y entregando 21 asistencias. En enero del 2018, partió a Alemania.

Aterrizó a orillas del río Weser a cambio de 7 millones de € para enrolarse en las filas del Werder Bremen. Nada más llegar, participó en diez partidos entre la liga alemana y la DFB Pokal, logrando un tanto, ante el Köln, el 12 de marzo.

En su segunda temporada, la primera completa, alcanzó la cifra de 30 partidos entre el campeonato liguero y copero, marcando 12 goles -uno de ellos al RB- y dando cuatro asistencias.

Ya en la última campaña (aún le resta un partido al conjunto de Bremen) ha jugado en 38 partidos -el máximo vistiendo de verde-, firmando 12 tantos y cinco pases de gol.

El partido que queda sin disputarse es la vuelta del playoff (la ida concluyó con un empate a cero) del próximo lunes, antojándose como el partido más importante de la temporada, pues decidirá la permanencia del cuadro del Weser, lo cual puede ser clave en el traspaso del kosovar.

Si el Werder se mantiene en la Bundesliga, el traspaso podría rondar los 38 millones de €, pero de consumarse el descenso a la 2.Bundesliga, la cifra del fichaje descendería hasta los 15 millones, lo que se antojaría como una ganga para los toros rojos, que cuentan con los 53 millones que ha dejado el exdelantero en caja y ya miran al internacional por Kosovo para gastar parte de la cantidad mencionada.

Finalmente será el mercado veraniego el que dicte sentencia, pero lo que parece evidente es que Milot Rashica abandonará el Werder Bremen.

¡Comenta y opina sobre esta noticia!

A %d blogueros les gusta esto: