#RealOviedoMirandés || EL OVIEDO SE LLEVA TRES PUNTOS CLAVE

El Real Oviedo logra salir del descenso gracias a un gol de Alfredo Ortuño y acentúa aún más la preocupante dinámica de un Mirandés que, a pesar de ser mejor durante el cómputo global del partido, no logró perforar la red defendida por Lunin. Los carbayones supieron sufrir y cumplieron con su cometido: conseguir la victoria a cualquier coste.

La efectividad de los asturianos fue máxima, con apenas dos acercamientos peligrosos para anotar el único tanto del choque. Todo lo contrario al bloque de Andoni Iraola, que lo intentó pero, ya fuera por Lunin o la mala puntería, se quedó sin anotar por primera vez en 11 partidos.

Fuente: LFP.

En la primera parte nos encontramos a dos equipos que comenzaban a estudiarse ya desde el principio. Un toma y daca constante hacia las dos porterías. Jugadas, eso sí, que finalizaban sin demasiado peligro. Entre tanto, una amarilla peligrosa para el lateral derecho del Mirandés, Carlos Julio.

Pero peligrosa no iba a ser esa amarilla en concreto, sino la falta que provocaría. En dicha falta el Oviedo iba a tener la más clara hasta el momento, la que ponía el miedo en el cuerpo del Mirandés. Ortuño remataba la falta lateral con un cabezazo demasiado centrado, directo a las manos un Limones que se la encontraba para evitar el primero.

El propio Ortuño volvería a ser el hombre de gracia unos minutos después. El delantero yeclano anotaba desde el punto de los 11 metros tras un penalti cometido por Álvaro Peña sobre Ibra. Se volvía a notar algo de fragilidad defensiva rojilla en la acción de la pena máxima.

Fuente: LFP.

La segunda mitad iba a ser prácticamente un monólogo total del Mirandés, con un Oviedo que esperaba al acecho su oportunidad de armar un contragolpe certero. El muro implantado por Ziganda parecía surtir efecto, ya que los visitantes se apagaban en ataque al llegar a la línea de tres cuartos.

Ante tal muralla, Crisetig intentó poner las tablas en el marcador por su cuenta. Y lo intentó con un disparo raso y muy lejano que se le complicó en última instancia a Lunin. El ucraniano trató de atajar el balón pero finalmente despejó a saque de esquina.

La mala noticia del partido llegaría en el minuto 68. Un fuerte choque entre Ibra y Limones provocaba la sustitución obligada de ambos, quedando el guardameta especialmente afectado por la jugada -se tuvo que retirar en camilla y con collarín y pasará la noche en el hospital de Oviedo-.

Choque entre Ibra y Limones. Fuente: LFP.

El Mirandés lo seguía intentando con más ímpetu. Sin embargo, ni los cambios ni la insistencia surtieron efecto alguno. Marcos André tuvo el empate en sus botas pero golpeó mal el esférico y se fue demasiado cruzado. El Oviedo ya se relamía viendo como pasaban los minutos y certificando un triunfo vital.

De esta forma, los asturianos respiran y toman una bocanada de oxígeno con una victoria que era absolutamente necesaria para abandonar la zona roja. El equipo cumplió. No fue así para un Mirandés al que se le resisten los 50 puntos y que tendrá que esperar una jornada más para certificar virtualmente su permanencia.

Ficha técnica

Real Oviedo: Lunin; Lucas, Grippo, Arribas, Mossa; Tejera, Luismi, Borja Sánchez (Bolaño 88′), Sangalli; Ibra (Lolo 68′), Ortuño (Obeng 90+6′).

CD Mirandés: Limones (Lizoain 68′); Carlos Julio (Alexander 63′), Malsa, Sagnan, Kijera; Crisetig (Ernest 85′), Álvaro Peña (Matheus 68′), Íñigo Vicente (Joaquín 63′), Álvaro Rey, Merquelanz; Marcos André.

Goles: 1-0 Ortuño (p.) (41′).

Colegiado: Galech Apezteguía (comité navarro). Amonestó a los locales Tejera y Lunin y a los visitantes Carlos Julio y Álvaro Rey.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 37 de la Liga SmartBank, disputado en el Estadio Carlos Tartiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *