#RayoMalaga || DEFENSAS IMPONENTES, EMPATE SIN GOLES

En la capital de España se vieron las caras el equipo que menos derrotas acumula de LaLiga SmartBank -el Rayo Vallecano- frente al conjunto que menos goles ha concedido del campeonato -el Málaga-. A priori el resultado vaticinable es un empate a cero, y a pesar de que pudo variar, así fue.

Arrancó el duelo en Vallecas y desde el pitido del colegiado hasta la pausa de hidratación dominaron los locales. Llegando por primera vez en el 9’, Mario Suárez le arrebató a su compañero Óscar Trejo un centro de Advíncula que, de haber sido rematado por el argentino no hubiera sido fuera de juego, como ocurrió con el testarazo del ex del Valencia.

Yacine Qasmi en el 14’ se topó con la madera, a pesar de que al igual que su compañero también partía de posición antirreglamentaria. Tras el cooling break se reanudó el encuentro con un ritmo más pausado de manera más igualada.

Jorge De Frutos cayó en el área reclamando un penalti inexistente que el árbitro ni ensayó el pitido. Justo después, el primer disparo blanquiazul, por parte de Keidi Bare. Stole Dimitrievski detuvo de manera acrobática un sencillo balón.

En la segunda mitad, nada más salir de vestuarios, Cifu enganchó un testarazo tras un balón con cianuro por parte de David Lombán, que dejó en jaque al meta macedonio. La fortuna sonrió a la franja y el cuero salió desviado de un marco desprotegido.

Se siguieron acometiendo las llegadas de ambos equipos, con ocasiones que cerca anduvieron de abrir el marcador, tanto por parte local como visitante.

Mientras tanto, Trujillo Suárez dio continuidad a su show de cartulinas amarillas, mostrándolas por contactos que rara vez habrían sido amonestados, llegando a los siete cartones amarillos, sin ninguno rojo.

Al contrario que en la primera mitad, el Rayo Vallecano incrementó su ritmo ofensivo después del parón, sobrevolando el área de Munir con diversos balones aéreos a la testa de los distintos rematadores franjirrojos, taponados a la perfección por la zaga que hoy vestía de rosa.

Hasta el final persistió el cuadro vallecano, llegando sin cesar a terreno enemigo pero sin lograr el tanto que les diese el triunfo.

Finalmente el colegiado hizo concluir el encuentro con el empate a cero vigente en el luminoso, en un duelo en el que quizá el Rayo mereció más que el Málaga con las estadísticas en la mano, pero sin pasar por alto la rocosa defensa andaluza, que sigue siendo la menos goleada de LaLiga SmartBank.

Ambos equipos son conscientes de que no hay tiempo que perder y ya se fijan en sus próximos duelos. Los hoy locales visitarán La Romareda el próximo lunes para enfrentar al Real Zaragoza mientras que el Málaga recibe al Albacete en La Rosaleda el domingo 5 de julio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *