#RealZaragozaAlmería || FINAL POR EL ASCENSO DIRECTO EN LA ROMAREDA

Lo que hay en el Estadio Municipal de La Romareda este sábado a partir de las 19:30 se puede calificar de auténtica final para los equipos involucrados. Real Zaragoza y Almería medirán sus fuerzas en el templo zaragocista en plena lucha por alcanzar los puestos de ascenso directo en este último tramo de la competición. Un partido, probablemente el más atractivo de toda la jornada 34 en Segunda División, que tiene una importancia monumental en el devenir de estos dos conjuntos para lograr el objetivo que comparten.

Con una Romareda que pesa estando vacía, los aragoneses quieren resarcirse de su tropiezo ante el Alcorcón y volver a hacer de su estadio un sitio de donde no se escapen los puntos tan fundamentales para el ascenso. Por su parte, los andaluces pretenden vencer a su máximo rival ahora mismo para recortar distancias en la pelea por el ascenso directo.

EL ZARAGOZA QUIERE CONSOLIDARSE Y DAR UN GOLPE ENCIMA DE LA MESA

El plantel de Víctor Fernández tiene muchas ganas de volver a encontrarse con el triunfo en su casa, algo necesario para el objetivo de subir a Primera. Y lo cierto es que los maños llegan con energías y ánimos renovados después de superar al Lugo en el Anxo Carro por 1-3, no con un juego brillante pero sí con galones y efectividad: “aquí estamos otra vez” seguramente sea la frase que pensarían los zaragocistas al término del encuentro.

El Real Zaragoza celebrando uno de sus goles ante el Lugo / Foto: LaLiga Smartbank

El Real Zaragoza continúa con varias bajas destacadas, como es el caso de Carlos Vigaray, Javi Puado, Alberto Guitián o Javi Ros, aunque podría llegar Julián Delmás para tener más opciones en el lateral derecho. Sin embargo, también ha recuperado la mejor versión de, por ejemplo, Shinji Kagawa y de un Miguel Linares que nunca defrauda, además de la vuelta de Cristian Álvarez a la portería después de cumplir su sanción. El máximo goleador del equipo, Luis Suárez, también quiere reencontrarse con el gol tras no haber empezado del todo bien en los dos primeros partidos.

Los zaragozanos saben de la dificultad psicológica de enfrentarse a su querida Romareda vacía, pero quieren sobreponerse a este problema y seguir con la dinámica sensacional que habían encadenado en este 2020. Algo que no será fácil frente a un rival directo como el Almería pero que sería un puñetazo definitivo a la clasificación y que acercaría mucho más el objetivo.

GANAR COMO NECESIDAD PARA SEGUIR EN LA LUCHA

Los de José María Gutiérrez no afrontan este partido de la mejor manera posible, pues se puede decir que la bomba de la presión la tiene el equipo andaluz. Pero también es una realidad que, de lograr sacar un triunfo en el coliseo blanquillo, dejaría a un rival directo como el Real Zaragoza tocado y, sobre todo, más cerca en la tabla.

Sin embargo, los indálicos no llegan con buenas sensaciones después de caer en el Estadio de los Juegos Mediterráneos frente a la UD Las Palmas con un resultado de cero goles a uno. Mismo marcador que en su primer partido tras el parón en el Carlos Belmonte contra el Albacete, pero esta vez a favor. Unos números extraños para lo que acostumbraba el conjunto más goleador de la categoría, al que parece que su frente ofensivo se le ha apagado por el momento.

Los jugadores del Almería protestando por el gol anulado frente a Las Palmas / Foto: LaLiga Smartbank

Una victoria y una derrota es el bagaje de este Almería que llegará a la capital aragonesa con las bajas de Kaptoum y José Carlos Lazo, productos del largo parón por el que han pasado los futbolistas. El primero abandonó el partido pasado ante Las Palmas en el minuto 27 y el segundo hizo lo mismo frente al Albacete y sólo jugó 36 minutos antes de retirarse lesionado. Empero, sí que podrán estar Aguza y Jonathan Silva, pues el Comité de Competición les ha retirado sus tarjetas amarillas.

En definitiva, lo que hay en juego en este choque de la jornada 34 de LaLiga Smartbank es algo más que tres puntos -además del golaveraje particular-. Tiene tintes de final, a pesar de que todavía resta camino por delante. Una final que, de hacerse con la victoria, haría más cómodo este camino hacia el ascenso que tienen tanto aragoneses como andaluces. Un objetivo tan difícil como bonito por el que luchan dos de los mejores equipos de la liga.

Miguel Majarena

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Zaragoza y amante del deporte y, sobre todo, del fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *