#MallorcaBarça || EL BARÇA SE LLEVA TRES PUNTOS PARA SOÑAR CON LA LIGA

Volvía a rodar la pelota en Son Moix. Un Mallorca en puestos de descenso y con la ‘medalla’ del equipo que más derrotas lleva en La Liga recibía a un Barcelona puntero con 58 puntos y que a su vez es el conjunto con mayor cantidad de victorias y de goles a favor en lo hasta ahora transcurrido en la competición española.

Sin dudas, el equipo local necesitaba los tres puntos para escaparse lo antes posible de aquella zona peligrosa. El Barça, por su parte, necesitaba también huir de un Real Madrid al acecho.

El partido comenzó frenético. En el primer minuto de juego, un preciso envío largo de Jordi Alba al área del local derivó en el primer gol del conjunto visitante de la cabeza de Arturo Vidal.

Al Barça le vino como anillo al dedo el primer tanto, y siguió atacando en busca del segundo. Aun así, por momentos perdió el balón y el Mallorca intentó capitalizar esas oportunidades, pero como consecuencia de buenas paradas de Ter Stegen, se le negaron las posibilidades de grito sagrado al conjunto local, que intentaba principalmente por medio de los pies de Takefusa Kubo, uno de los más activos de la primera mitad.

En el minuto 37, tras varios toques del conjunto culé, a Martin Braithwaite le quedó el balón servido para definir justo en frente de la portería tras una asistencia de cabeza de Leo Messi. Así lo hizo el danés, y marcó el segundo gol de un Barcelona que había quitado el pie del acelerador en los minutos previos al segundo tanto. Pero el gol del ex Leganés no fue convalidado hasta dos minutos después, como consecuencia de la revisión del VAR, en una supuesta mano de Griezmann que finalmente no fue.

El Mallorca estuvo muy cerca de que un cabezazo de Budimir, su goleador, acabase dentro de la portería azulgrana. En el minuto 46, tras un buen centro, el jugador más eficaz de su equipo en cuanto a ganar los duelos aéreos se refiere remató de cabeza completamente libre de marca y el balón se fue unos metros desviado. El compilado local avisaba sobre su poderío aéreo antes del cierre de la primera mitad.

Finalmente llegaba el entretiempo. El equipo de Setién se iba al vestuario con una victoria parcial de dos tantos contra cero que lo ponía con 61 puntos y como único líder de La Liga. Por su parte, el Mallorca se dirigía al descanso para escuchar la charla de Vicente Moreno.

Para iniciar la segunda mitad, ambos entrenadores movieron el banquillo. Vicente Moreno decidió realizar dos cambios: se retiraron Gámez y Hernández, e ingresaron Sastre y Lago respectivamente. El entrenador azulgrana también movió el banco de suplentes, quitando a Arturo Vidal para que fuera sustituido por el croata Iván Rakitic.

Ya en la segunda mitad, el Mallorca sorprendió con un remate en el borde del área ejecutado por Budimir. El balón se fue apenas desviado rozando el palo derecho que defendía el guardameta alemán. Esta acción fue la última de peligro que pudo protagonizar el compilado local hasta el final del choque.

En el minuto 57 cada equipo movió una ficha: en el Mallorca ingresó Baba reemplazando a Pedraza. Por otro lado, Setién decidió darle rodaje a Luis Suárez tras cinco meses fuera de las canchas, para reemplazar a Griezmann, que tuvo un partido discreto.

Dos minutos más tarde llegó una situación muy clara para Martin Braithwaite: una grandísima asistencia de Leo Messi lo puso mano a mano con Reina, pero el guardameta logró una impresionante parada con la pierna y logró desviar el balón al córner. Un minuto más tarde, otra vez el argentino envió el balón a la zona caliente desde la banda izquierda. Araújo llegó por el fondo, pero el balón acabó dando en el poste.

El Barça continuó con la iniciativa con la posesión de la pelota como bandera. Leo Messi tuvo un par de chances que no pudo concretar. Por su parte, el Mallorca esperaba replegado atrás con un claro 4-4-2 e intentando robar el balón para contraatacar.

En el minuto 71 el visitante realizó dos cambios: ingresaron Arthur y Semedo para sustituir a Busquets y Sergi Roberto. Minutos más tarde se realizó la habitual pausa de hidratación

Finalmente llegó el tercer gol del equipo de Setién. En un magnífico pase al hueco de Leo Messi, Jordi Alba tomó carrera en solitario y se dirigió hacia el área, se puso mano a mano con Reina y concretó la ocasión que ponía a su equipo con el partido sentenciado. Esta era la segunda vez en toda la carrera del lateral izquierdo que marca y asiste en un mismo partido de La Liga desde septiembre de 2018.

El partido continuó con el clásico dominio del Barcelona. En el minuto 84 hubo tres cambios: en el Barça se retiró Frenkie De Jong e ingresó Junior Firpo, mientras que Vicente Moreno sacó a dos futbolistas del banquillo: Salibur y Abdón Prats, que reemplazaron a Salva Sevilla y a Budimir.

En el minuto 93 llegó el último gol del Barça. Tras una asistencia de Luis Suárez, Leo Messi recibió en el área, condujo de izquierda a derecha y con su pierna diestra remató con clase un balón que acabó en la escuadra. El argentino sumaba, en total, un gol y dos asistencias en este encuentro. Sin dudas, los segundos cuarenta y cinco minutos complementaron lo que había sido un muy buen primer tiempo del de Rosario. El argentino rompió la defensa del Mallorca en infinidad de ocasiones con variedad de arrancadas, regates, pases al hueco y claras situaciones que representaron tambaleos en el local. El ’10’ se mostró muy activo en el terreno de juego y eso demuestra que tres de los cuatro goles de su equipo hayan tenido su participación: un gol y cuatro asistencias. Se sitúa primero en la tabla de goleadores (20) y también en la de asistencias (14).

El encuentro finalizó con un 4-0 en el marcador. Definitivamente, fue una victoria contundente para el Fútbol Club Barcelona, aunque el resultado haya castigado mucho a un Mallorca que mereció al menos un gol de honor por no haberse rendido y haber luchado hasta el final con dignidad. Con este resultado, el equipo de Setién queda líder independientemente del resultado que mañana consiga el Real Madrid. El gol de Arturo Vidal encaminó al club azulgrana hacia la victoria que luego remarcó con los goles de Braithwaite, Jordi Alba y Leo Messi. El Mallorca continúa en puestos de descenso, pero sin lugar a dudas, como lo indica su espíritu incansable, seguirá luchando por la permanencia, y su próxima batalla se sitúa en la próxima jornada ante el Villarreal, mientras que el Barcelona seguirá su pelea por el título ante el Leganés en el Camp Nou.

Alineaciones:

Mallorca: Reina; Pozo, Vajlent, Raillo, Sastre (López, 46’); Rodríguez, Pedraza (Baba, 57’), Sevilla (Salibur, 84’), Kubo; Hernández (Lago Júnior, 46’), Budimir (Prats Bastidas, 84’).

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo, 71’), Piqué, Araújo, Alba; Vidal (Rakitic, 46’), Busquets (Arthur, 71’), De Jong (Júnior Firpo, 84’); Messi, Griezmann (Luis Suárez, 57), Braithwaite.

Amonestaciones:


Arturo Vidal, 42’ (amarilla)
Jordi Alba, 73’ (amarilla)
Dani Rodríguez, 86′ (amarilla)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *