Por intentarlo no pasa nada. Marco Branca, ex futbolista y ex director técnico del Inter del triplete de 2010, destapó una noticia en TMW Radio en la que afirma que en 2008 el club milanés intentó, por toda costa, hacerse con los servicios de Leo Messi, quien desde el primer momento rechazó la oferta porque consideraba que el dinero no lo es todo en esta vida y porque quería seguir vistiendo la elástica blaugrana. Así lo explicó: “Sí, nos movimos con dirección, pero Leo no quería irse de Barcelona, estaba muy agradecido. El aspecto económico no siempre es lo primero”.

Imagen: Marco Branca en los previos de un partido.

Aún se recuerda a ese gran Inter que hizo historia en Italia y Europa se construyó con “jugadores furiosos, porque fueron rechazados por sus respectivos clubs”. Un ejemplo fue Samuel Eto’o, crack del Fútbol Club Barcelona por aquella época y que el club catalán cambiaría por un emergente Zlatan Ibrahimovic: “Ibra nos dijo que ya no tenía la serenidad necesaria para seguir, lo escuchamos y buscamos la solución ideal para todos. Y luego, tuvimos a Eto’o”. Se le pregunta por un caso actual parecido en el que es Lautaro, como Ibra en su momento, quien desea firmar por el Barça y así responde el italiano: “Leí que Messi lo quiere, pero no sé la situación y no puedo expresarme”.

Imagen: Ibrahimovic en su etapa en el Barça.

Los constantes trueques de futbolistas entre el club catalán y el club milanés ya se llevan viendo desde hace muchos años. En los años 60 el Inter de Angelo Moratti lograría dos Copa de Europa bajo los mandos del ex entrenador del Barcelona Helenio Herrera y con el único Balón de Oro español, Luis Suárez. En los 90 Massimo Moratti consiguió quitarle al conjunto azulgrana a un crack emergente, Ronaldo Nazario. Se intentó más tarde con el argentino pero fue el propio jugador el que dijo que no quería irse.

Imagen: Ronaldo Nazario celebrando un gol con el Inter.

En 2013 intentó fichar nuevamente a Messi, a pesar de no tener poder en las decisiones del club: “Messi no es un sueño prohibido en absoluto. Tal vez ni siquiera lo era antes de esta desgracia. Está en la recta final de su contrato y, sin duda, sería un refuerzo tremendo traerlo aquí”. Pero concluye viendo ya que es imposible: “Es el sueño de todos, pero no se moverá de Barcelona. Sigue siendo el mejor de todos”.

A %d blogueros les gusta esto: