Hay mucho en juego. La Bundesliga acogerá la segunda jornada consecutiva post Covid-19 y la jornada del domingo arrancará con un duelo entre el Schalke 04 y el FC Augsburg, en el cuál hay dos objetivos muy distintos pero la misma necesidad por lograr un único objetivo: la victoria. Son ocho las jornadas que restan para que finalice la competición y el margen de error es mínimo, por lo que hay un juego dos objetivos opuestos: apurar por una plaza para disputar competición europea y alejarse de los puestos de descenso de la clasificación. Podría definirse como un todo o nada.

GANAR, GANAR Y VOLVER A GANAR

Esta icónica frase del gran Luis Aragonés puede ser el titular de cualquier noticia que esté relacionada con este encuentro. Hasta que el colegiado pite el inicio del partido, el Schalke 04 parte como octavo clasificado con 37 puntos en 26 jornadas, siendo su último “encuentro”, si así se puede clasificar, una derrota frente al eterno rival, el Borussia Dortmund. Una senda goleada y una mala imagen en su haber hacen que deban imponerse en su casa ante un rival que está necesitado de puntos para obtener pronto la salvación. Hay que recordar que sufren dos bajas recientes, las de Amine Harit y Jean-Clair Todibo, el primero por lesión de ligamentos y el segundo por problemas de tobillo. En el apartado de tarjetas hay hasta cinco jugadores que están con cuatro: Daniel Caligiuri, Salif Sané, Omar Mascarell, Jonjoe Kenny y Weston McKennie.

Imagen: Jugadores del Schalke 04 celebrando un gol.

SIN PAUSA PERO CON PRISA

Cambiando algunas palabras que pronunciaba Melendi en una de sus famosas frases es la que de seguro pensará el entorno del FC Augsburg al verse en la posición 14 con 27 puntos en 26 jornadas. Vienen de caer derrotados en su solitario feudo por la mínima ante el Wolfsburgo y esperan poder revertir su delicada situación en su próximo encuentro para apurar sus opciones de salvarse cómodamente. No sufren bajas de última y únicamente deben de mirar al apartado de las tarjetas amarillas donde se encuentran dos futbolistas:  Jeffrery Gouweleeuw y Tin Jedvaj. Aunque bien es cierto que el Fortuna Düsseldorf es el club que marca la promoción de descenso con 23 puntos, el club de Baviera espera no sufrir mucho y evitar siempre entrar en una dinámica negativa.

Imagen: Encuentro entre el FC Augsburgo y el RB Leipzig.

UN PARTIDO DE IDA MUY IGUALADO

Para ver el último encuentro entre ambos conjuntos debemos remontarnos al encuentro de la primera vuelta, donde el resultado fue de 2-3 para el Schalke 04. Se comenzó adelantando el Augsburg con gol de Daniel Baier a los 38 minutos del encuentro aunque los visitantes conseguirían empatar en el tiempo de descuento de la primera parte gracias a un autogol de Stephan Lichtsteiner. En la segunda parte se volverían a poner por delante los locales con un gol de penalti de Alfred Finnbogason, poco después Ozan Kabak igualaría el resultado y sería Amine Harit el encargado de sentenciar en el minuto 82 el encuentro para el club de Gelsenkirchen. Los pupilos de David Wagner esperan conseguir lo mismo logrado en el pasado año: los tres puntos.

Imagen: Daniel Caligiuri disputándole un balón a Daniel Baier

Alineación provisional del Schalke 04: Shubert; Kenny; Sané; Nastasic; Oczipka; Caligiuru; McKennie; Serdar; Schopf; Burgstaller; Raman.

Alineación provisional de Augsburgo: Luthe; Framberger; Jedvaj; Uduokhai; Max; Khedira; Lowen; Baier; Richter; Neiderlechner; Vargas.

A %d blogueros les gusta esto: