#SDHuesca || 21/05/2018, UNA LEYENDA TATUADA EN EL CORAZÓN OSCENSE

No es sólo una fecha. Es un hecho apoteósico e impresionante el que logró la SD Huesca en el Anxo Carro. Un lunes de mayo, exactamente el 21 de mayo de 2018, el conjunto de Rubi regaló a su afición el primer ascenso histórico a Primera División. Un recuerdo intachable para el corazón de cualquier aficionado oscense.

Un conjunto aragonés que fiel a su lema y acompañado de una plantilla que mostró como escribir la historia logró hacer llorar a cualquier pequeño. Sin reblar, con humildad, empeño, esfuerzo y sacrificio amueblado por el impulso constante de la afición altoaragonesa fueron las claves para que los azulgranas batieran todos los récords en su casillero personal.

Pese a llegar a tambalear durante semanas en las que se veía cada vez más lejos la opción de ascender, el equipo de la cruz de San Jorge enseñó a todo el mundo que se puede tocar el cielo a base de humildad. Así es como un club, nacido des del barro e impulsado por un lema que jamás abandonará logró ascender a la categoría de oro del fútbol español.

Quien lo iba a decir media década atrás que la SD Huesca ascendiera a LaLiga Santander. Después de 58 años de historia, la ciudad aragonesa sintió por primera vez un corazón de primera. Las calles llenas de aficionados, aeropuertos paralizados y plazas abarrotadas de gente para recibir a los suyos y celebrar el mayor éxito oscense hasta día de hoy.

Los encargados de culminar el ascenso fueron Álex Gallar, con un golazo rozando el área, y el actual capitán, Jorge Pulido, con un taconazo para el recuerdo. El verde del Anxo Carro quedó en el recuerdo y fue marcado por la gran cantidad de aficionados desplazados desde la otra punta de la península.

El amasijo y la explosión de emociones que vivió Huesca esa misma semana fue espectacular. Desde los más jóvenes a los que llevan toda la vida ligados al club, todo aficionado disfrutó en grande el ascenso a Primera División.

En la actualidad, el conjunto altoaragonés dirigido por Míchel, busca un nuevo ascenso a la máxima categoría. Los azulgranas quieren repetir la historia reciente cosechada el 21 de mayo del 2018, una leyenda tatuada en el corazón oscense.

Una leyenda tatuada en los corazones oscenses.

A %d blogueros les gusta esto: