#RBLSCF || LA EFICACIA EMPATA AL DOMINIO EN EL REGRESO DEL FÚTBOL

Finalmente llegó el tan esperado pitido inicial, y rodó el balón de nuevo sobre el verde del Red Bull Arena. Fue entonces cuando comenzó el dominio local, algo que se esperaba teniendo en cuenta el estilo de juego que acostumbran.

El ritmo del partido aumentó conforme pasaban los minutos y ya en el 20′ tuvieron los toros la primera. Le cayó a Timo Werner un balón llovido superando la espalda de la defensa, pero en vez de golpear tal y como le venía, prefirió bajarla, lo que propició que la defensa se reestructurase evitando así el primer tanto que cinco minutos después también pudo llegar, tras un remate acrobático de Tyler Adams desde el borde del área, pero se marchó por línea de fondo.

Persistió el RB y Kampl sacó un latigazo que supo bloquear la zaga visitante. Rondaba el gol sobre el marco defendido por Schwolow, pero seguía sin llegar. Sin embargo, fue el Freiburg el que se adelantó en el luminoso.

Denotando su poderío a balón parado, Vincenzo Grifo botó un saque de esquina bastante cerrado a media altura que, con la fortuna de cara, rebotó en el pie de Manuel Gulde -quien intentó rematar con el pie derecho pero el cuero impactó con el izquierdo- para ser prolongado al segundo palo, entrando el balón lenta pero inexorablemente. Saltó la sorpresa en el 34′, pues fue el primer remate de los visitantes, y lo mandaron a la jaula.

Se llegó al descanso tras una ocasión para cada equipo. Tyler Adams pudo rematar pero optó por buscar la asistencia, la cual fue desviada hacia el saque de esquina. Christian Günter finalizó para duplicar la ventaja, pero lamió el poste antes de marcharse por línea de fondo.

A la salida de vestuarios, se quedó Nordi Mukiele en el banquillo para dar entrada a Ademola Lookman, aportando ofensividad en banda y cambiando el esquema planteado en un principio. En el 56′, el mismo Lookman tuvo la más clara hasta entonces.

Un perfecto balón de Kevin Kampl dejó totalmente solo al extremo que, en vez de empujarla a placer, erró en el remate y la mandó fuera. A pesar de ello, se siguieron sucediendo las ofensivas locales.

Ya en el 72′, tras unas llegadas sin excesivo peligro, la tuvo Timo Werner, quien buscó el empate con un disparo cruzado que detuvo Schwolow sacando un pie milagroso. Pero en el 78′, llegó la igualada.

En medio del asedio de los toros, Kevin Kampl sacó un magnífico centro teledirigido a la cabeza de Yussuf Yurary Poulsen, quien tras haber estado algo fallón, sacó un tremendo testarazo para firmar un auténtico golazo, empatando así el encuentro y dejando unos trepidantes diez minutos finales llenos de emoción.

En el 86′, un balón templado de Günter viajó a la cabeza de Gulde, quien falló en el cabeceo a pesar de estar en posición antirreglamentaria. Al minuto, la tuvo Patrick Schick, quien pudo remachar la remontada pero no atinó a la hora de impactar con el esférico.

Pero, a pesar del constante dominio del Leipzig, anotó el Freiburg el segundo tanto. Otra vez a balón parado, en esta ocasión una falta lateral que fue prolongada para que la empujase Koch, pero en posición adelantada. Y así lo corrigió el VAR.

Nada más antes de que el colegiado señalase el término del encuentro, con un punto para cada uno. Insuficiente para el Leipzig, quien ve como el Borussia Dortmund lo aventaja y de ganar el Bayern en Berlín, pondrá hasta siete puntos de por medio.

Por su parte, el Freiburg consigue empatar con el Schalke, sexto clasificado, en la pelea por la Europa League. Los locales ya piensan en la siguiente jornada, pues viajarán para enfrentarse al Mainz 05, mientras que los rojinegros recibirán al Werder Bremen.

A %d blogueros les gusta esto: