12 de Mayo de 2019, Girona FC y Levante UD se veían las caras en el Municipal de Montilivi. Quien se llevaba el triunfo, se llevaba la permanencia. Pues la afición del cuadro catalán no falló, lleno en Montilivi y un ambiente espectacular para conseguir un triunfo que mantuviera al Girona FC una temporada más en lo más alto del fútbol español.

Jovent Gironí. Fuente: Girona FC

Finalizaba la primera parte con tablas en el marcador, ningúno de los dos equipos consiguió abrir la lata. Pues los goles no iban a llegar hasta el segundo tiempo cuando, Cristhian Stuani, quien sinó, abría el camino a la gloria. Montilivi enloquecía en esa tarde calorosa de mayo, las banderas del cuadro gerundense no paraban de moverse y primaban los cánticos y gritos.

Poco tiempo duró la alegría para una afición entregada desde el minuto uno. Pues en la siguiente jugada, el conjunto che, empataba el partido y Montilivi quedaba en silencio. El Girona FC dependía de si mismo en la última jornada, pero primero se había de ganar al Levante.

Finalmente, los pupilos de Paco Jémez remontaron el partido (1-2) y celebraban por todo lo alto la permanencia. Por su parte, los jugadores del Girona FC decían adiós a la Primera División. Una Primera División que la afición pudo disfrutar durante dos campañas.

La mala gestión de la directiva del club en la temporada 2018/19 condicionó el descenso. Una jornada para que finalizase la Liga, el Girona FC estaba descendido virtualmente y solo un milagro en Mendizorrotza salvaría al cuadro gironí. Un milagro que nunca llegó.

A %d blogueros les gusta esto: