El rumor es como un cheque, no hay que darlo por bueno hasta comprobar que tiene fondos. Los refranes españoles se pueden aplicar al mundo del fútbol en todas sus facetas, y es cierto que el anteriormente mencionado le viene como agua de Mayo a la suculenta, y alocada, oferta que estaría dispuesto a poner encima de la mesa el París Saint-Germain al Inter de Milán. El conjunto galo habría ofrecido al alemán Julian Draxler y al argentino Leandro Paredes como monedas de cambio para poder rebajar el precio y así hacerse con los servicios de Mauro Icardi, quien estaba cedido hasta el parón.

Imagen: Draxler celebrando un gol con el PSG.

Con un mercado de fichajes donde la economía de los clubes no podrá permitirles hacer fichajes galácticos a precios desorbitados, el usar jugadores como monedas de cambio para rebajar, o incluso anular, el precio del jugador deseado puede ser algo que no se ve de forma masiva en el mundo del fútbol desde hace mucho tiempo. Es por eso que el equipo liderado por Thomas Tuchel estaría dispuesto a negociar cuantas veces sean necesarias para poder quedarse con el delantero argentino que tanto rendimiento, y gusto, le está dando al técnico alemán.

Imagen: Icardi en su etapa en el Inter.

El trato puede llegar a buen puerto, teniendo en cuenta que el conjunto italiano ganaría en medios, sumando a todo ello que Antonio Conte ya dejó clara la temporada pasada que Mauro Icardi no entraría en sus planes deportivos futuros.

A %d blogueros les gusta esto: