#Entrevista || FERNANDO VELASCO “TENÍAMOS MUCHAS GANAS DE HACER ALGO IMPORTANTE Y LO HICIMOS”

Esta mañana hemos tenido la suerte de poder charlar con Fernando Velasco, actual jugador del Europa FC, equipo que milita en la primera división de Gibraltar y tras darse por concluida, actual campeón de la temporada 19/20

El protagonista de la entrevista ha jugado en numerosos equipos en Segunda B entre ellos el Lucena, Cádiz, Melilla, Leganés y Fuenlabrada entre otros. También ha disfrutado una temporada en la primera división de Rumanía cuando militó en el Petrolul Ploiesti.

Hoy nos hemos centrado en su época como pepinero, donde logró subir a segunda división y mantener la categoría, siendo uno de los jugadores más destacados de la plantilla. También hemos hablado sobre su actual aventura en Gibraltar.

En esta primera parte de la entrevista recordaremos la temporada 13/14, en la que el Leganés logró ascender a Segunda división.

P: ¿Cómo fue tu llegada al CD Leganés? ¿Qué te hizo decantarte por la oferta pepinera?

Fue una decisión difícil, porque nunca había salido de Andalucía para jugar al fútbol. La llamada de Asier Garitano y de Felipe me ayudó, conocer el proyecto y ver los jugadores que estaban firmando me hizo decantarme por la oferta. A día de hoy, estoy muy contento de haber tomado esa decisión, porque no pensaba que las cosas fuesen a salir tan bien.

P: El año anterior a tu llegada el Leganés estuvo cerca de ascender, pero fue eliminado con un gol en el último minuto contra el Lleida con Butarque lleno ¿Qué sensaciones había al comienzo de temporada, muchas llegadas, nuevo entrenador…?

Desde el comienzo lo que intentamos fue estar entre los mejores. Mejorar lo que hicieron el año anterior era muy difícil, porque acabaron segundos y bueno, conseguimos igualarlos. Y finalmente, conseguimos mejorarlos con el ascenso.

La presión por mantener el nivel de la temporada pasada se notaba en la atmósfera, la presión llegaba desde dentro del vestuario, club y aficionados.

La eliminación fue dura por las circustancias en las que se dieron. También Pablo Alfaro se llevó a varios futbolistas y Garitano no renovó a otros componentes de la plantilla. Quedaron muy pocos jugadores, por lo que se tuvo que comenzar un nuevo proyecto, con el mismo objetivo -y eso era muy difícil-, teniendo en cuenta las circustancias del club y el alto nivel de exigencia.

P: Fue una temporada muy dura y competida no asegurasteis la entrada a los Play- off de ascenso hasta el último partido en el que ganásteis al Bilbao Athletic con un gol tuyo. ¿Qué crees que fue lo que marcó la diferencia para que al final vosotros os llevaseis el gato al agua?

Siendo un poco egoísta creo que nos merecíamos la primera plaza. Teníamos un auténtico equipazo, y el Sestao al final no logró ascender. Ese año nuestro grupo estaba muy igualado y en la última jornada podía pasar de todo, desde quedar primeros, a quedarnos fuera. Creo que mantener esa presión de querer ganar cada partido durante todo el año nos hizo llegar al final de la temporada y los Play- Off a tope, manteniendo las ganas de competir.

El partido contra el Bilbao Athletic era una finalísima. La celebración en el gol fue así por la rabia contenida.Tenían muy buen equipo, varios de ellos ahora están en primera, también bajaron a Guillermo para ese partido. Pero nosotros en Butarque estábamos muy fuertes, dejamos el césped largo y seco para que no tocasen mucho la pelota, y funcionó.

P: ¿Hubo bronca de Garitano por quitarse la camiseta?

No hubo bronca, aunque sí que es verdad que el siempre decía que las tarjetas tontas no le gustaban. Pero yo acababa de cumplir ciclo y no había riesgo de que me perdiese un partido por ese motivo. Pero si es cierto que Asier se mosqueaba mucho con las tarjetas por protestas y por esas tonterías. Pero ahora lo veo como una anécdota positiva después de conseguir el pase.

P: Los Play-off de ascenso son conocidos por su dureza y por no haber favoritos. La primera ronda se le llevaba años resistiendo al Leganés¿Se sentía esa presión dentro del vestuario?

El Guijuelo cuando nos tocó, parecía el rival más asequible, aunque sí que sabíamos que jugar allí iba a ser difícil. Pero muchos aficionados se desplazaron y de camino al estadio nos animaron mucho. Yo llegué al estadio volando.

El partido de ida se complicó con la expulsión de Mantovani, me tocó jugar treinta minutos de lateral derecho, pero confiábamos mucho en nosotros y eso nos ayudó. En la vuelta el partido fue muy trabajado y metimos ese gol -como digo yo- de “Guaje” con el desmarque y metiendo la puntera.

Butarque fue clave tanto en los Play-Off como durante la liga. A Guijuelo fue mucha gente, y bueno, yo creo que al final se consiguió una cosa que es muy difícil a día de hoy en el mundo del fútbol, y es esa comunión con la afición. Los jugadores se sentían identificados con el club y con los aficionados. Y a su vez, la afición sentía lo mismo con los jugadores, y eso es muy difícil. Creo que nosotros lo conseguimos durante varias temporadas.

La gente se fue enganchando e identificando con nosotros porque eramos un equipo muy luchador. También la política de la directiva de intentar no ganar dinero con las entradas para intentar que haya más gente en Butarque creo que también es importante.

P: La segunda ronda os enfrentó al Lleida, equipo que el año anterior os eliminó. El partido de vuelta fue muy duro, mucho calor, intensidad, prórroga ¿En tu opinión, que fue lo que decantó la balanza a vuestro favor?

El Lleida era el fantasma, el equipo que no queríamos que nos tocase porque nos había echado el año pasado. Era un equipo que jugaba muy parecido a nosotros, y con jugadores que ahora están en primera como Mata o Miramón. En estrategia también eran muy fuertes.

Como anécdota, al acabar el partido el entrenador del Lleida me dijo que el que ganará la eliminatoria era el equipo que iba a ascender, y así fue. Y es que éramos dos equipos muy duros.

El partido de ida fue muy igualado y en el partido de vuelta ellos dieron un tiro al palo. Era un equipo con mucho nivel y es que tenían jugadores muy buenos como Pere Milla, pero nosotros éramos un equipo que sabíamos esperar nuestra oportunidad, que madurábamos el partido, que físicamente siempre estábamos un poco por encima de nuestros rivales y teníamos jugadores que en cualquier momento podían marcar la diferencia. En este caso fue Mantovani el que marcó tras un buen córner que yo peiné a pesar de jugar lesionado, y que siempre se lo recuerdo. En el minuto sesenta sentí un pinchazo en el cuádriceps izquierdo y decidí seguir por las ganas de jugar, hasta el minuto 106. Esa lesión hizo perderme la final.

Pero fue la actitud del equipo, confianza en nosotros mismos, la unión del vestuario y el apoyo incondicional de Butarque lo que nos hizo superar al Lleida.

P: Y llegó el momento del ascenso, el gol de Carlos Álvarez, la celebración, el viaje de vuelta, la fiesta en Leganés ¿Puede haber sido el ascenso el mejor momento de tu carrera? ¿Con qué te quedas de ese partido y celebración? ¿Alguna anécdota que destapar?

Yo la semana de antes la pasé con rabia por no poder jugar ese partido a causa de una rotura,ya después de haberlo jugado casi todo y haber metido 10 goles, ese partido era muy importante para mí. Pero tuve el apoyo de mis compañeros en ese momento tan difícil. Los lesionados fuimos el mismo día del partido por la mañana en AVE. Allí comimos todos juntos, el míster nos puso un vídeo con nuestros familiares que fue muy emotivo. Hicimos un partido muy serio que pudimos haber ganado. Y lo de después ya fue una locura, todos nos quitamos un peso muy grande de encima, tampoco nos lo creíamos y ya en el viaje de vuelta estábamos pensando en la temporada siguiente.

Egoístamente al estar lesionado no me sentía participe de esa final. Creo que eso no me hizo celebrar el ascenso como me lo merecía. Había jugado 42 partidos y tenía esa sensación agridulce al no haber podido jugar ese partido. Si que es cierto que estaba muy contento, la celebración comenzó allí, llegamos todos a Leganés reventados, luego quedamos todos para comer, el autobús… Aunque si que es cierto que todo fue muy rápido porque ya el martes nos tuvimos que pasar por Butarque para ver con que jugadores contaba el míster y con quiénes no para la temporada siguiente.

P: ¿Cómo fue esa reuinón con Asier, en las que te comunicó si seguías o no?

Yo tenía claro que iba a seguir, porque era uno de los pocos que tenía una cláusula de renovación automática. El míster fue claro conmigo y me dijo que me quería en el equipo para la próxima temporada.

P: Fueron bastante sonadas las salidas de varios futbolistas veteranos entre ellos Carlos Martínez ¿Te sorprendieron sus salidas?

Carlos Martínez es un hombre de club, y muy buen futbolista. En Play-Off no jugó lo que todo el mundo esperaba y no fue lo importante que se preveía. Es verdad que Asier es muy valiente a la hora de tomar decisiones y nunca le tembló el pulso. Por ejemplo Fer Ruíz jugó la final y tampoco siguió. Carlos de la Vega, Valleros o Dani Gómez también fueron muy importantes, pero se decidió no contar con ellos.

Si que es cierto que al subir de categoría tienes que dar un salto de calidad muy importante, porque lo justo sería que siguiesemos todos, pero al final acabaríamos descendiendo porque no daríamos el nivel. Pero Carlos Martínez es un profesional y lo entendió.

Carlos Martínez era un jugador que te mejoraba, si te veía desmarcarte te la iba a pasar y ahí no había duda. Pero ese año había mucha competencia, todos pasamos por el banquillo. Había gente que me preguntaba, pero yo al final respondía que si el míster te quita es por algo.

P: Al final salir de Segunda B para pasar a Segunda fue un gran logro que costó mucho conseguir.

Salir del pozo de Segunda B es muy complicado, hay equipos que llevan 8 o 10 años invirtiendo mucho dinero para salir de ahí y al final no lo consiguen. Yo creo que ese fue el impulso para que el Leganés llegase a primera, porque es un club que está haciendo las cosas muy bien, éramos un equipo de guerreros. Cuando nos tocaba ir a algún campo vasco y teníamos que competir lo hacíamos, si necesitábamos tocar tocábamos. Éramos un equipo muy versátil y eso es muy difícil de conseguir. Todos nosotros teníamos muchas ganas de hacer algo importante y lo hicimos.

Hasta aquí la primera parte de la entrevista a Fernando Velasco. La segunda parte de la entrevista se publicará mañana viernes día ocho de mayo.

En la segunda parte hablaremos, del primer año del Leganés en segunda tras el ascenso. Manejaremos nombres propios como el de Asier, la revolución que supuso la llegada de Chuli y la salida de Velasco. También nos contará como está siendo su última experiencia en Gibraltar y lo que espera hacer una vez retirado.

A %d blogueros les gusta esto: