#BayerLeverkusen || HEUNG-MIN SON, GOL MADE IN LEVERKUSEN

A día de hoy, Heung-Min Son es uno de los grandes talentos del Tottenham y por lo tanto de la Premier League. Su versatilidad en el ataque y sus goles han hecho las delicias de la parroquia “spur”, pero antes su talento se coció a fuego lento en la Bundesliga y mas concretamente en el Bayer Leverkusen.

Heung-Min Son llegó a Alemania con 16 años, el Hamburgo se hizo con el coreano para su equipo de juveniles procedente del FC Seoul, club por el que también pasó su padre. Sus grandes números en el Hamburgo, hicieron que, con tan solo 20 años, Son se convirtió en una de las piezas claves del equipo en el que llegó a jugar 78 partidos y anotó 20 goles.

El Bayer Leverkusen vio futuro en aquel surcoreado delgaducho y pagó 10 millones por él en el verano de 2013, siendo el traspaso mas caro del club por aquel entonces. Desde su llegada al equipo Obrero, Son se convirtió en una pieza fundamental en el Bayer. Su primer gol oficial fue en un partido de copa alemana frente al SV Lippstadt 08 y su primer hat-trick llegó precisamente ante su ex equipo, Son marco 3 de los 5 goles conviertiéndose en el segundo jugador coreano que lo conseguía en Europa tras Sul Ki-hyun. Aquella temporada Son viviría su mejor momento cuando anotó el gol que le daba al Leverkusen la clasificación a la Champions League ante el Werder Bremen y acabó el curso con 12 tantos en 43 partidos superando la barrera de los 10 goles por segunda temporada consecutiva.

En la temporada 2014-2015, Son mantuvo los buenos números de años atrás, con 17 goles en 42 partidos entre los que se encuentra su segundo hat-trick en la derrota contra el Vfl Wolfsburg (4-5 final). Una temporada que prometía hasta que el Atlético de Madrid y Jan Oblak se toparon con el Leverkusen en una tanda de penaltis agónica en los octavos de final de la UEFA Champions League.

En aquellos años, Son compartió vestuario con leyendas del club como Simon Rolfes, actual director deportivo del Leverkusen, Stefan Kießling o Lars Bender, capitán del equipo actualmente.

Ser una de las grandes figuras de la Bundesliga hizo que la Premier llamará a su puerta y el Tottenham pagó 30 millones de Euros por Son. En el club spur se ha convertido en uno de los mejores jugadores del equipo junto a Harry Kane.

Vino como un joven y escuálido coreano que se le daba bien marcar goles y se fue hecho un goleador muy polivalente. Gracias a esa mentalidad positiva que siempre se le caracteriza, Son sigue quemando etapas a base de goles en una gran carrera que se fraguó en el Bayer Leverkusen.

A %d blogueros les gusta esto: