#BayerLeverkusen || PASADO, PRESENTE Y FUTURO DE UN MERCADO CON TINTES LATINOS.

El Bayer Leverkusen siempre ha seguido dos grandes directrices a la hora de fichar durante los últimos años: talento joven y mercado latinoamericano. Hoy nos centraremos en la segunda, de como un club alemán es ejemplo de buena gestión en América Latina y quien es el culpable de tales éxitos.

Antecedentes con sabor a caipirinha

Podríamos decir que el pionero en cuanto a fichajes latinos fue Tita, jugador brasileño de los 80 quien a pesar de solo permanecer una temporada en el club, es recordado con gran cariño por parte de la afición. En aquella temporada, el Bayer Leverkusen conquistó la Copa de la UEFA en una hazaña donde remontó un 3 a 0 adverso en el partido de vuelta (las finales todavía eran a doble partido) liderados por Tita que marcó el primer gol del partido.

Durante los años 90, la samba se apoderó del Bayer Leverkusen. Llegaron, en distintas etapas, Jorginho, Paulo Sergio, Zé Roberto y Lúcio. Los dos ultimo formaron parte de aquel Leverkusen subcampeón de todo en 2002 que contaba en su plantel con jugadores como Ballack, Neuville, Berbatov o Schneider. Diego Placente también se les unió en aquella temporada formando una de las mejores zagas de la historia del Leverkusen.

En la década de los 2000 y primeros años de la década de 2010, los latinoamericanos continuaron su peregrinación a Leverkusen. Nombres propios como Juan, Roque Junior, Renato Augusto o Arturo Vidal representaron a la comunidad latina en el Bayer en unos años en los que no se consiguieron grandes éxitos a nivel de clubes.

Jonas Boldt, el ideólogo de un futuro prometedor

Todo cambió con la designación de Jonas Boldt como manager deportivo del Bayer Leverkusen en 2014 tras la salida de Michael Reschke. De ascendencia chilena, Boldt (Nuremberg, 1982) llegó al Leverkusen en 2007 como ojeador y tan solo dos años mas tarde se convirtió en ojeador jefe y mano derecha de Rudi Völler. Bajo su mando han llegado jugadores tan importantes como Charles Aranguiz, Wendell o Chicharito Hernández.

Como consecuencia de su sangre latina, Jonas Boldt consiguió que el Bayer Leverkusen sea un club modélico en la adaptación de jugadores provenientes de América del Sur. Para él, la posibilidad de fichar a este tipo de jugador es algo emocional y utiliza sus mejores armas para tratar de convencerlos. Como el mismo reconoce, Zé Roberto ayudó en el fichaje de Wendell o Artuto Vidal colaboró hablando de forma positiva sobre el club para tratar de que se consumara la llegada de Charles Aránguiz.

Simon Rolfes, Jonas Boldt, Werner Wenning y Smon Pallman

En 2019, Jonas Boldt decidió abandonar el club rumbo a Hamburgo que le vio nacer como descubridor de jóvenes talentos latinos. Su cargo recayó en el ex-capitán y leyenda del club Obrero, Simon Rolfes, quien a su vez fue alumno de Boldt tras su retirada. Siguiendo con esta política de fichajes, el último en llegar ha sido Exequiel Palacios, procedente de River. El centrocampista argentino era uno de los jugadores mas prometedores de la Superliga argentina y su traspaso al Leverkusen es la tercera mayor venta de River por 21,5 millones de Euros. Sumándose así a los ya Obreros, Aránguiz, Wendell, Bailley, Paulinho y Lucas Alario.

Paulinho celebrando uno de sus dos goles contra el Eintrach

El Bayer Leverkusen se ha convertido en los últimos años en uno de los equipos mas queridos en Latinoamerica, gracias a sus fichajes, el trabajo de Boldt y la gran adaptación de los jugadores se ha ganado un hueco en el corazón de la comunidad latina a base de balar a ritmo de samba y tango.

A %d blogueros les gusta esto: