#BayerLeverkusen || DIMITAR BERBATOV, EL GENIO BÚLGARO QUE CRECIÓ EN LEVERKUSEN

Berbatov no fue el mejor rematador, el mejor regateador, el mejor cabeceador pero si era que es uno de los jugadores mas importantes de Bulgaria y un personaje peculiar fuera de los terrenos de juego.

Dimitar Berbatov nació en Blagoevgrad en el seno de una familia en la que el deporte corría por sus venas, su madre fue jugadora de balonmano y su padre era futbolista en el club que vio marcar sus primeros goles al joven Dimitar, el Pirin Blagoevgrad. En las categorias inferiores de dicho club jugó 77 partidos marcando 92 goles, cifras que le permitieron jugar en el primer equipo y que mas tarde fuera traspasado al CSKA Sofia. En el club de la capital búlgara jugó dos temporadas ganando una Copa búlgara y marcando 26 goles en 46 partidos.

El siguiente paso de Berbatov fue la Bundesliga donde recaló en el Bayer Leverkusen que se hizo con los servicios del jugador búlgaro en el mercado invernal de 2001 tras haber marcado 8 goles en 9 partidos con el CSKA Sofia. Berbatov llegó al equipo aspirina junto a Lucio y Placente, dos de los pilares de aquel Bayer que impresionó a toda Europa a principios de siglo. Durante su primera temporada alternó el filial y el primer equipo sin mucha suerte incluso llegó a tener algún enfrentamiento con Berti Vogts, entrenador del Bayer en ese momento. Pero todo cambió en la siguiente temporada con la llega del técnico Klaus Toppmöller, el cielo se abrió para el bueno de Dimitar.

Berbatov junto a Ramelow

El Bayer Leverkusen de aquella temporada será recordado como el orgulloso subcampeón a todo ya que perdieron la Liga por tan sólo un punto, el Schalke 04 les endosó un 4-2 en la final de la DFB-Pokal y en la final de la UEFA Champions League perdieron 2-1 ante el Madrid de los Galacticos. Durante aquella temporada, Berbatov compartió delantera con el que es su héroe, Ulf Kirsten. Por aquel entonces, Berbatov no era el personaje extrovertido que es hoy en día, como el mismo reconocía, no se atrevia a preguntar a los pesos pesados del club como el propio Ulf, Michael Ballack o Zé Roberto.

“Aprendí mucho de ellos, en algún momento me armé de valor y fui con Ulf, quien era un héroe, y le pregunté: Dime Ulf, ¿cómo llegas al poste más cercano?”

Dimitar Berbatov en su primera temporada en el primer equipo del Leverkusen.

En Liga, el búlgaro anotó 16 goles en 41 partidos entre los que destacan el que le marcó al Liverpool en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions. También se recuerda su fallo ante Iker Casillas en aquella final en Glasgow en el que el portero español saco un remate a bocajarro de Berbatov con el pie.

Durante las siguientes temporadas, Berbatov se asentó en el equipo y jugó 202 partidos en total en los que marcó 91 goles aunque el Leverkusen nunca volvió a a tan altas cotas como en la temporada 2001/2002. Muy recordado fue el gol que anotó ante el Bayern de Munich en la temporada 2004-2005 en la victoria por 4-1 y que el mismo recuerda como uno de los mejores goles de carrera debido a la conexión con Robson Ponte, una combinación impecable de pases en la frontal del área.

Con aquellas demostraciones, era de esperar que algún equipo se quisiera hacer con los servicios del búlgaro. En 2006 el Tottenham pagó 16 millones de Euros por el siendo el traspaso más caro de un jugador búlgaro. En el conjunto spur estuvo 2 temporadas y fue protagonista absoluto del último titulo conseguido por el club hasta la fecha ya que anotó de penalti en la final de la Copa de la Liga Inglesa que permitió a su equipo llegar con vida a la prórroga.

Berbatov siguió una progesión ascendente con su fichaje por el Manchester United. Sir Alex Ferguson se encaprichó del búlgaro y pago 30 millones de € batiendo así la marca que el Tottenham habia impuesto años atrás cuando contrato al jugador en 2006. Con los red devils ganó dos Ligas y fue subcampeón de la Champions, tambien se le recuerda por ser el cuarto jugador y primer extranjero en marcar 5 goles en un partido de la Premier League el 27 de noviembre de 2010 contra el Blackburn Rovers.

En 2012 firmó por el Fulham en el que estuvo dos temporadas que serán recordadas por aquel gesto en el que tras marcar ante el Southampton se quitó la camiseta mostrado el mensaje “Keep calm and pass me the ball”. También jugó en el Mónaco en el inicio del gran proyecto de Rybolóvlev junto a James Rodriguez, Kondogbia o Fabinho

Berbatov tras marcar ante el Southampton

Su carácter extrovertido le llevó a jugar en destinos poco convencionales como cuando firmó por el Karala Blasters de la Superliga India dirigido por David James (portero internacional con Inglaterra al que cariñosamente se le apoda Calamity James). Durante su estancia en el país hindú llego a cuestionar la forma de arbitra de James que acabó en la rescisión de contrato de Berbatov pocos meses después. Finalmente anunció su retirada en 2018 tras unos meses sin equipo.

Fuera de los terrenos de juego, Berbatov ha tenido dos pasiones, el dibujo y las peliculas con temática mafiosa, sin ir mas lejos, confesó que aprendió ingles gracias a las películas de El Padrino. Tal fue su pasión que llegó a protagonizar la pelicula bulgara Revolution X: The Movie en la que el mismo hacia de un mafioso que atormentaba a sus victimas gracias a sus dotes con el balón.

Dimitar Bebatov siempre sera considerado uno de los mejores jugadores de Europa del este de la los últimos 15 años dejando huella en todos los clubes por los que pasó ya sea por sus goles o por sus alocadas ideas. Con lo que podríamos decir que Dimitar Berbatov es un genio y figura hasta la sepultura.

A %d blogueros les gusta esto: