El 6 de abril de 1931 fue fundado el Club Recreativo Granada, reconocido ese mismo año en el Registro de Asociaciones por su primer presidente, Julio López Fernández. Aunque mucha gente especifique que el equipo se originó el 14 de abril de 1931, no hay documentos que lo consten y origina en los pensamientos de que esta fecha fue dicha tras la simpatía de los primeros socios nazaríes con la II República de España.

Mucha historia ha lucido durante 89 años en el escudo del Granada CF. Empezando como hemos dicho con el Recreativo Granada, en 1941, el club cambió de nombre y empezó a denominarse Granada Club de Fútbol. Vistiendo la elástica que empezó siendo azul y blanco, para posteriormente concretarse como rojiblanca, han pasado muchos futbolistas y entrenadores que han dejado huella en la historia de la ciudad nazarí.

Los aficionados han tenido que vivir de todo durante estos años. Desde ser el “matagigantes” a estar al borde de la desaparición. De estar hundido en las categorías más bajas del fútbol nacional a conseguir en menos de cuatro años la vuelta a la categoría de oro… Y sí, mucho se ha vivido y sufrido en Granada, no se podría explicar lo que para un aficionado del Granada siente en estos momentos, ya que estas situaciones son excepcionales y rememora la satisfacción que los hinchas rojiblancos consolidan cada vez que van al Nuevo Los Cármenes a ver a los suyos y sentirse como unos privilegiados de poder animar a los jugadores que como llevan demostrando, la garra y el esfuerzo hace mucho más que el talento. Y es como dice su lema, “Eterna Lucha“. Podrás ver al Granada sin rumbo, pero nunca perderá la cordura para fraguar mediante la lucha su ansiado objetivo.

Podría rememorar toda la historia del cuadro granadino, pero creo que en estos momentos lo mejor es convivir con los suyos, porque lo que me ha enseñado este equipo es que la hermandad que se vive en Los Cármenes, o en la otra punta del país por animar a los rojiblancos horizontales, está hecho de otra pasta. Recalco que es un privilegio del que no pueden presumir otros clubes, ya que aquí en los momentos más difíciles es cuando el equipo y la afición van de la mano para remar a contracorriente y hacerse valer para consolidar su objetivo. Más que 89 años de historia, resumiría este aniversario como 89 años de unión, trabajo e ilusión.

Desde la Alhambra a Los Cármenes, tú apresuras a miles de granadinos y granadinas para que acudan a la congregación de una familia futbolística, porque aparte de ser tuyos, tenemos un gran amor con ellos. Mi Granada, que de lo ruin a lo glorioso ascendiste, dando igual el porqué y el con quién. Mi Granada, que me has hecho estar en el pico de la euforia, viviendo cada partido contigo como si de una final se tratase.

Carta de un aficionado a su Granada

A %d blogueros les gusta esto: