#SSCNapoli || DE LAURENTIIS, UN PRESIDENTE PECULIAR

Un cineasta que convirtió al Napoli en un equipo de película, no exento de polémicas.

El nombre de Aurelio De Laurentiis va ligado a varios ámbitos que podrían considerarse muy distintos o, quizás en cierto modo, muy similares, como son el cine y el fútbol. Al fin y al cabo, ambos son un espectáculo y, cómo no, nuestro protagonista lo concibe así: “el espectáculo por encima de todo”. De hecho, es uno de los precursores de la famosa “SuperLiga Europea”, donde quiere introducir a su club. A continuación, narraremos sus anécdotas, declaraciones y su paso por un Napoli que ahora puede mirar de tú a tú a los mejores clubes de Europa.

Era el año 2004. El club napolitano deambulaba por Serie C sin ningún objetivo claro, en quiebra y sumido en una mediocridad impropia de un equipo que tuvo en sus filas a uno de los mejores (o el mejor) jugadores de la historia, como Diego Armando Maradona. Fue entonces cuando De Laurentiis se hizo máximo accionista de los Gli Azzurri pagando 33 millones y, tres años más tarde, el equipo consiguió llegar hasta Serie A tras dos ascensos. Tras esto, el Napoli volvió a sentirse grande, adquiriendo a jugadores de la talla de Lavezzi, Cavani, Hamšík o Higuaín. Comenzaron a copar los puestos más codiciados de la Calcio, en detrimento de un Inter y un AC Milan en decadencia. Durante las últimas campañas, ha sido el gran competidor de una Juventus hegemónica de la mano (curiosamente) de Maurizio Sarri, actual técnico Bianconeri. Actualmente, se encuentran sextos tras un motín dentro del club, que acabó con la destitución de Ancelotti y la llegada de Gattuso.

De Laurentiis

Sin embargo, todo este glorioso recorrido no quedó libre de controversia para el bueno de De Laurentiis o, como allí lo llaman, “Il Pappone” (el proxeneta). En primer lugar, cabe destacar que el máximo propietario del cuadro napolitano procede de la industria del cine, donde tanto él como su padre y su tío son enormemente reconocidos en el entorno del largometraje italiano. Sin ir más lejos, su propio tío rodó películas como “King Kong” o “Conan El Bárbaro”.

Una vez De Laurentiis se hizo máximo accionista del SSC Napoli, se pudo empezar a vislumbrar qué tipo de persona era: sin pelos en la lengua, sincero y con un carácter muy fuerte. Sin ir más lejos, cuando Rafa Benítez era entrenador napolitano, llegó a decir que “es muy buen técnico. Sin embargo, confunde el fútbol español con el italiano”. Más adelante, cuando se supo que el míster iba a ser contratado por el Real Madrid, el presidente italiano trató de convencerlo para que se quedase en Nápoles, ofreciéndole una nueva casa y los mejores caballos (ya que su hija es muy aficionada a la equitación). A pesar de ello, no pudo contentarlo y se marchó al fútbol español: “espero que Florentino le haga un buen contrato”.

Esta no fue la única vez en la que hubo intentos de “favores” a miembros del club para que renovasen. Sin ir más lejos, en la renovación de una de sus estrellas como es Mertens, el presidente napolitano le ofreció una prórroga de su contrato además de conceder la oportunidad a su mujer de participar en una de sus películas como actriz. Más adelante, cuando tanto el jugador belga como Callejón estuvieron negociando su salida al fútbol chino, De Laurentiis dijo que “si se quieren ir a vivir una vida de mierda tres años, es su problema. Yo no voy a pelear por ellos”.

El presidente del Napoli, en un encuentro de UEFA Champions League

Anteriormente, hemos hablado de uno de los grandes fichajes de la época reciente del SSC Napoli, como era Lavezzi. Quizás, no en cuanto a rendimiento (se esperaba mucho más de él a su llegada a Italia), pero sí en cuanto a nombre, ya que fue uno de las primeras grandes incorporaciones del club Gli Azzurri en su historia reciente. Además, como ya sabemos, el bueno de De Laurentiis es el primero en destapar la polémica cuando las cosas van mal, y comentó que “un deportista no debe salir, beber y frecuentar clubes de alterne”.

Bien es cierto que la afición siempre trató de comparar a Ezequiel con Maradona, algo que puede resultar impensable a día de hoy. El propio Diego Armando tampoco se quedó corto a la hora de halar del presidente napolitano, alegando que “sería capaz de vender hasta a su madre”. En respuesta a ello, Aurelio comentó que lo que hizo Maradona estuvo muy bien pero, tras su llegada, el Napoli ha ganado muchos más títulos y es un mejor equipo.

Si pensábamos que con las demás estrellas del club iba a quedarse corto, nada más lejos de la realidad. Con Higuaín declaró que “cuando ganas 1 kilo y medio de más, es muy difícil correr con un bloque de hormigón”, en referencia a su sobrepeso. Todos estos líos propiciaron la marcha del Pipita a la Juventus, su máximo rival en ese momento. Es más, el lío no quedó ahí, ya que, en un Napoli-Juve, el delantero argentino anotó un gol y lo celebró señalando al presidente de su ex equipo, acusándolo como el culpable de su salida.

Finalmente, cabe destacar que el máximo mandatario no sólo es un volcán en ebullición cuando llega a la sala de prensa, sino que es bastante supersticioso. Por ejemplo, no revela fichajes ni los martes ni los viernes. El resto de la semana, sí se puede permitir el lujo de anunciarlos, siempre y cuando el comunicado se publique en primer lugar en su cuenta oficial de Twitter y, más adelante, en la del club. Sin duda, es un personaje muy particular en el mundo del fútbol italiano que no deja indiferente a nadie.

De Laurentiis discute en una rueda de prensa
A %d blogueros les gusta esto: