El fútbol es un deporte que ha ido evolucionando desde su creación, en el siglo XIX, hasta hoy. En pleno 2020 el fútbol sigue en desarrollo, y es totalmente diferente a como era hace 50 años y a como será dentro de otros 50 años. Y si el fútbol ha evolucionado, en gran parte, es gracias a la persona de la que vamos a hablar hoy: Helenio Herrera.

Aunque en un principio se decía que HH había nacido en 1916, fue después de su muerte cuando se dio a conocer que su fecha de nacimiento real era el 10 de abril de 1910. Así pues, ese día nació en Buenos Aires Helenio Herrera Gavilán. Cuando Helenio era tan solo un niño se mudó a Casablanca (Marruecos) con sus padres. Tras una dura infancia en la que tuvo que empezar a trabajar siendo muy pequeño fue cuando empezó su carrera futbolística.

En su trayectoria como futbolista hay más bien poco que comentar. Jugó entre 1927 y 1945 en equipos marroquíes y franceses. Fue precisamente en su último equipo, el Puteaux francés, en 1944, cuando empieza su aventura como jugador-entrenador. Ahora sí, comienza la historia de uno de los mejores entrenadores de la historia.

Comienzo de la era HH entrenador

Después de pasar por el Puteaux y Stade Français, entra en el cuerpo técnico de la Selección Francesa. Posteriormente fichó por el Valladolid, y más tarde por el Atlético de Madrid. Fue en la capital madrileña cuando logró sus dos primeros títulos, las ligas de la temporada 49-50 y 50-51. Desde que abandona el Atlético (1953) hasta que ficha por el Barcelona en 1958, cambia de equipo hasta en 4 ocasiones. Entrenó al Málaga, Deportivo de la Coruña, Sevilla y Os Belenenses.

Primera etapa en el FC Barcelona

En 1958 ficha por el FC Barcelona, donde estuvo 2 temporadas. En esta primera etapa consiguió ganar dos ligas y una copa, que ganó el primer año. Aunque fue efímero, su paso por la Ciudad Condal dejó destellos de lo que era ‘el Mago’ y marcó una época en el club, aunque su estilo fuera totalmente contrario al que después ha caracterizado al Barça, el ‘tiki-taka’.

Aventura italiana, vuelta al Barça y retirada

Entre 1960 y 1968 entrenó al Inter de Milán, club en el que más destacó. Ganó 3 ligas italianas, 2 Copas de Europa y 2 Copas Intercontinentales. Después de su brillante etapa en Milán, donde es leyenda absoluta del club, fichó por la Roma, donde estuvo hasta 1973. En esos 5 años ganó una Coppa Italia. 

Fichó de nuevo por el Inter, donde tan solo estuvo una temporada, al igual que en el Rimini (1978-1979). Al terminar su paso por Italia ficha de nuevo por el Barça, donde, una vez finalizada su segunda etapa de 1979 hasta 1981 en el Barcelona, se retira de los banquillos.

El famoso ‘Catenaccio’

Herrera se caracterizó durante toda su carrera por un estilo de juego defensivo, conocido mundialmente como ‘Catenaccio’, palabra italiana que significa cerrojo. El ‘Catenaccio’ trataba de colocar un quinto defensa (libre o líbero) detras de la línea de cuatro, para de este modo reforzar la defensa. Aunque no fue Helenio Herrera su inventor, si se le considera uno de los mayores desarrolladores de este estilo de juego.

Nereo Rocco (uno de los mejores entrenadores de la historia, famoso por su etapa en el A.C Milan) y ‘el Mago’ fueron inicialmente muy criticados por practicar un fútbol poco vistoso, algo que consideraban falta de recursos futbolísticos. Aún así, a ambos les fue extremadamente bien con esta táctica, que se ha ido desarrollando con el paso del tiempo. Aunque haya desaparecido la figura del líbero, es frecuente ver a día de hoy equipos que utilizan defensa de 5, como la mayoría de equipos ingleses, aunque eso sí, el estilo es bastante diferente.

Esquema que utilizó Helenio Herrera en el Inter, con Picchi de líbero, con una linea de 3 por delante y en el que destaca Luis Suárez, único español que ha ganado el Balón de Oro.

Helenio Herrera y sus frases célebres

HH es mundialmente conocido por sus exitos y el gran uso del catenaccio, aunque también son muy famosas algunas de sus frases. Fue, se podría decir, algo polémico, pero querido por la inmensa mayoría.

Entre sus mejores frases destacan la de “Se juega mejor con diez que con once” o la de “Ganamos sin bajarnos del autocar”. 

“Se juega mejor con diez que con once.”

También dejó ver que era un gran admirador de Di Stéfano, como se aprecia en la frase que dijo comparándolo con Pelé: “Pelé es un violín; Di Stéfano, la orquesta entera”. 

Pero sin duda, por encima de todas destaca la frase que mas le define a él y a su forma de verse a sí mismo. Una persona que a pesar de su egocentrismo, y de su arrogancia, fue muy carismática que hizo que el fútbol fuera un poco más parecido a como lo conocemos. Aquí la frase:

“Muchos me creen omnipotente, porque dicen que lo conozco todo. Eso no es verdad, nunca conocí el fracaso y estoy orgulloso de ello.”

Y esta ha sido nuestro repaso a la vida y la trayectoria de uno de los mejores entrenadores de todos los tiempos, un entrenador que cambió la historia de la táctica y un entrenador que fue querido por todo el mundo, dejando a un lado los colores.

A %d blogueros les gusta esto: