#AFCAjax || JUGADOR DEL AJAX DESPIERTA DEL COMA DESPUÉS DE CASI TRES AÑOS

Abderrahim Nouri, hermano de Abdelhak Nouri, ha comunicado a través de una entrevista al programa holandés De Wereld Draait Door que su hermano ya no se encuentra en coma, y que la manera de comunicarse con él es a través de sus cejas, en el mejor de los casos.

En la pretemporada del año 2017 el Ajax se encontraba en Austria para disputar un encuentro amistoso ante el Werder Bremen alemán. Los jóvenes de Jong, de Ligt, van de Beek ya habían demostrado de lo que eran capaces en las categorías inferiores y poco a poco se iban haciendo un hueco en el primer equipo. Una generación llamada a liderar a su vez la selección holandesa. Junto a ellos estaba el que probablemente tenía en aquel momento el futuro más prometedor: Abdelhak Nouri. El joven mediocampista de 20 años de origen marroquí era una de las sensaciones de aquella camada de jóvenes futbolistas que llegaban al verano de 2017 con la idea de quedarse en el primer equipo e ir cogiendo importancia.

Nouri, en el centro, junto a van de Beek, de Ligt, y de Jong (entre otros).

Fue en ese partido, el 8 de julio de 2017, cuando pasados los 70 minutos de juego, Nouri se desplomó en el suelo. Tras detenerse el partido, la ambulancia entró para reanimarle y los médicos hicieron todo lo posible en aquel momento, pero finalmente Nouri fue trasladado al hospital en helicóptero con pronóstico grave. Había sufrido una arritmia cardíaca y estaba completamente inconsciente.

Momento en el que Nouri se desplomó en el amistoso ante el Bremen.

Tras casi tres años en coma, su familia ha desvelado lo duro que ha sido este proceso para todos ellos, y han hecho público el estado del futbolista. «Ya no está en coma. Duerme, come, estornuda y eructa… Pero está postrado en la cama y depende de nosotros. En sus mejores días hay alguna forma de comunicación, pero la confirmación es a través de sus cejas. Algún día habrá alguna otra forma de comunicación con él», explicó su hermano. Su padre también se ha pronunciado, y ha declarado que «ha sido una experiencia muy difícil para nosotros, pero estamos haciendo lo que podemos. Nuestro objetivo es que Appie (como se le conoce al jugador) mejore».

Al programa holandés fue invitado también junto a los familiares del futbolista, el centrocampista (actualmente en el FC Barcelona) Frenkie de Jong. Por edad, siempre coincidió con Nouri en las inferiores del Ajax de Amsterdam, y ambos eran muy buenos amigos. «Cuando fui a visitarle (antes de firmar por el club español), aún no estaba en casa. Cuando me senté con él, su madre llegó y dijo: Appie, ¿a dónde debería de ir Frenkie?¿Al Barcelona?». Entonces, Appie hizo una seña con las cejas para estar de acuerdo. Fue un momento muy especial para mí y para la familia», explicó de Jong.

De Jong junto a Appie.

Durante todo este tiempo, el mundo del fútbol ha apoyado a través de las redes sociales o incluso en los terrenos de juego al joven jugador de 21 años. El que es su mejor amigo, Donny van de Beek (actualmente en el Ajax) ha declarado que esta tragedia le marcó su vida. El centrocampista, también de 21 años, ha confesado que durante este tiempo ha dormido en ocasiones en la cama de Nouri, en su casa, junto a la de su hermano, y que ha estado junto a la familia ya que esto les ayudaría mutuamente. Una anécdota fue lo que sucedió en el partido de vuelta de cuartos de final de la Champions League 2018/2019. El Ajax y la Juventus se enfrentaban en territorio italiano, y van de Beek recibió el balón en el minuto 34 frente al portero, para hacer el tanto que suponía el 1-1 en el marcador. El número 34 se había convertido desde este fatídico accidente en un símbolo para los aficionados ajaciedens, y en su estadio durante ese minuto todos los espectadores aplauden en honor a Nouri. Por ello, para van de Beek no fue un gol cualquiera, y ni tan siquiera cree que fuese fruto de la casualidad: Fue muy especial, nunca lo olvidaré. El minuto 34… eso no puede ser coincidencia.» Coincidencia o no, sin duda ha sido uno de los momentos más importantes de la carrera de van de Beek. Nouri podrá estar orgulloso de lo que su amigo consiguió aquella noche en Turín. El mejor homenaje a alguien que siempre estuvo junto a él, desde pequeños.