#UEFA || NO HAY MÁS REMEDIO QUE ESPERAR.

En la mañana de hoy, el gobierno de España por mediación de Salvador Illa ha comunicado que se cierra el espacio aéreo y no habrá viajes entre España y Italia con la excepción de los siguientes casos: No se aplicará a los aviones de Estado, a las escalas con fines no comerciales, los vuelos exclusivos de carga, vuelos posicionales, humanitarios, médicos o de emergencia.

Este comunicado afecta considerablemente a los vuelos a aquellos equipos que disputaban sus encuentro en ciudad española o romana impidiendo así, el correcto transporte de los mismos.

En la noche del jueves se disputaban el Sevilla vs AS Roma (18:55), condición que afecta al conjunto de Paulo Fonseca, que tenía prevista su llegada, mañana miércoles por la mañana a la capital hispalense

Igual es el caso de José Bordalás, ellos disputaban la ida de la UEFA Europa League el mismo jueves a las 21:00 pero al no poder salir de España, dirección a Milán, el partido no tendrá más opción que suspenderse o jugarse en un emplazamiento favorable para ambos equipos y que no esté afectado por las medidas del COVID-19

Las misma circunstancias sería al caso contrario con el viaje del Inter de Milán a España el 19 de Marzo y de los jugadores de Julen Lopetegui, para disputar la vuelta de los encuentros mencionados con anterioridad.

Repetido es el caso, para el Atalanta, que ha disputado en la noche de hoy su encuentro de vuelta en Mestalla (Valencia) certificando su pase a la siguiente ronda de Champions League (3-8, en el global). El conjunto, que tampoco podrá volar a su domicilio, tendrá que esperar instrucciones del gobierno de su país.

Por su parte, el Liverpool vs Atlético de Madrid no tiene peligro existente de suspensión debido a que es un país, donde la situación no está tan extrema como en España y Italia, aunque el gobierno inglés no recomienda viajar para expandir el contagio.

La UEFA deberá tomar cartas en el asunto y mencionar una alternativa aptas para cada situación en la que se encuentre cada equipo y que sea favorable y aceptada por ambos consejos de gobierno.