#RBLSPURS || Y LOS TOROS SE COMIERON A LOS GALLOS

Tras la “sorprendente” ida, se toparon en el Zentralstadion Leipzig y Tottenham, teniendo los primeros mencionados cierta ventaja en el marcador global, pero que no supuso restricción en el juego Red Bull, pues fueron fieles a su idea de Rock n’ Roll fútbol, atacar sin cesar independientemente del resultado. Todo lo comtrario a unos grisáceos Spurs, quienes no entraron al partido en ningún momento.

Hizo Del Cerro Grande sonar su silbato y comenzó el inesperado -para los que desconocen el estilo de juego del Leipzig– ataque de los alemanes, buscando un gol inicial que duplicara la ventaja global. Y así lo logró Sabitzer.

Le llegó la bola a Timo Werner en el 10′, quien remató y paró Hugo Lloris, pero el balón regresó a los pies del alemán, quien se la brindó a Marcel Sabitzer. El capitán no falló desde la frontal, con un golpeo raso al palo cruzado. La tocó pero no evitó el tanto el arquero francés. Y persistió el ataque germano.

Once minutos más tarde, el segundo. Entre gol y gol llegó otro, de Timo Werner, bien anulado, aunque no sirvió para que los Spurs reaccionaran.

En el 21′, un centro de Angeliño llegó a la testa de un Sabitzer que quería hacer su segundo tanto, y así lo hizo, irrumpiendo en el área sin ser detectado para cabecear a puerta. Otra vez la tocó Lloris, pero otra vez entró.

Se llegó al descanso con un claro dominio local y no varió en absoluto el guión en la segunda mitad. En el 54′, la nota negativa. Nordi Mukiele recibió un duro pelotazo en la cara, lo que propició que cayera al suelo desplomado.

Cuando ya parecía que finalizaría el partido en 2-0, los toros quisieron aumentar su cuenta goleadora. Entró al campo Emil Forsberg en el 87′ y en el mismo minuto, en su primer contacto con la bola, hizo el tercero. El sueco cazó un rechace en el punto de penalti y supo aprovechar la ocasión, mandando el esférico a la red.

No hubo mas juego vibrante en el largo descuento propinado por la ya mencionada lesión de Mukiele, pues los alemanes adormilaron el choque sin oposición alguna.

Finaliza en octavos de final la andadura en competición europea del Tottenham Hotspur de Mourinho, mientras que los pupilos de Nagelsmann aguardan el sorteo de cuartos de final, pudiéndoles tocar cualquier equipo, sin restricciones en el sorteo.

Ambos conjuntos ya se fijan en sus respectivos duelos del fin de semana, pues los hoy locales reciben al Freiburg el próximo sábado, mientras que los ingleses serán visitados por el Manchester United el domingo, donde viviremos el reencuentro Mou-Man U.

Finalmente la eliminatoria finaliza como empezó, con el RB Leipzig como claro dominador y con los londinenses a merced. Si dijimos en la ida que los Toros embistían primero, finalmente no quedó en embestida, sino que se comieron a los gallos.

A %d blogueros les gusta esto: