#Superliga || SE LE ESCAPÓ A RIVER CUANDO ESTABA EN SU MANO, OTRA VEZ

Al igual que en la Copa Libertadores, River Plate no fue capaz de retener una Superliga que parecía que se llevaban, pero el hecho de no ganar ninguno de los dos últimos partidos y que su rival, Boca Juniors, sí lo hiciese, por lo que se produjo un sorpasso xeneize en última instancia.

Comenzó el encuentro y el control del partido, como era de esperar, pasó a manos visitantes. El balón se convirtió en millonario en cualquier aspecto y en el 11′, llegó el primer gol, pero anulado. Santos Borré se encargó de hacer el tanto, pero el linier señaló un inexistente fuera de juego del colombiano, pues se encontraba en línea el ex del Atlético de Madrid.

Sin embargo, contra todo pronóstico -tanto para lo que se estaba viendo como para lo que se esperaba antes del duelo- se adelantó el Atlético Tucumán en el 19′. Llegó un centro pasado a la cabeza de Toledo, quien en el segundo palo la empujó a la red para hacer saltar las alarmas y la felicidad en La Bombonera (donde se estaba disputando el Boca Juniors-Gimnasia La Plata).

Los millonarios sabían que necesitaban un gol antes del descanso, y no dejaron de pelearlo hasta que lo consiguieron. Puso Milton Casco un centro en el 35′ para que Matías Suárez rematara al fondo de las mallas, haciendo así el empate a uno.

Se llegó al descanso con el empate a uno en el marcador, aunque se percibía un claro dominio de los del Muñeco Gallardo. Tras el paso por vestuarios, mas de lo mismo.

Sin demasiadas ocasiones pero con mucho nerviosismo se llegó al final del encuentro entre reclamos por penalties más que posibles, mientras, en La Bombonera ganó Boca Juniors, lo que provocó que éstos ganaran su 34ª liga (contando todos los formatos).

Al igual que la Libertadores, se le vuelve a escapar un título a River cuando parecía que lo tenía en su mano. Por su parte, los de Russo obtienen su 18ª Superliga gracias a un tanto de Carlos Tévez en el 72′.

En su paso por rueda de prensa, un Muñeco Gallardo tocado por la pérdida de la que hubiese sido su primera liga como entrenador de River, comentó lo siguiente:

Soy un entrenador con una muy buena racha en estos últimos seis años. Ahora toca perder y parece que es un fracaso. Perdimos el campeonato como teníamos la posibilidad de ganarlo. Ganamos siete partidos y empatamos dos.

Por último, también se refirió a los árbitros, pues se equivocaron a su juicio en varias ocasiones, no solo en el fuera de juego mal señalado a Santos Borré:

Hoy los árbitros se equivocaron y nos duele. Faltó un plus sobre el final, hay partidos en los que nos cuesta.

Finalmente el trofeo permanecerá en las vitrinas del barrio de la Boca, pues se le volvio a escapar al equipo millonario un título cuando dependía de sí mismo.

A %d blogueros les gusta esto: