Anuncios

Esta noche había fútbol, esta noche había FA Cup. El Chelsea FC se medía al Liverpool FC en Stamford Bridge en la quinta ronda del torneo de fútbol más antiguo del mundo.

El conjunto de Lampard, tras 90 minutos de gran fútbol, se impuso por 2-0 a los de Klopp, que continuan su mala racha de resultados que comenzó con aquel viaje al Wanda en Champions.

Sonó el silbato de Chris Kavanagh, el balón echaba a rodar en Londres y comenzaba el partido. Dos equipos y un mismo objetivo, ganar la copa.

Los de Klopp atacaban primero. Mané en el 3′ tendría el primer disparo a puerta con un tiro raso que atajaba Kepa. El Chelsea supo contraatacar la ofensiva red. Dos ocasiones en los siguientes minutos para los de Lampard vaticinaban el primer zarpazo de los blues. En el 7′ apareció Azpilicueta que saltó para rematar un centro de córner que no acabó dentro por poco. En el 13′, un mágico Adrián consigue realizar una parada antagónica a un gran tiro de William. El mismo portero español que se vistió de ángel antes, se acabó convirtiendo en demonio en la siguiente jugada.

Tras un error en salida, Fabinho pierde un balón que acaba en pies de William que no perdona. El extremo brasileño dispara un fuerte chut desde fuera del área provocando el error clamoroso de Adrián. 1-0 para el Chelsea.

Uno abajo, tocaba remar contra viento y marea en aguas del Támesis. Mané como principal referencia arriba empezaba a buscar el gol. En el 21′, el ángel sería el otro arquero a la otra punta del campo. Kepa Arrizabalaga. Un muro personificado en portero sacaría las tres más claras del Liverpool desde el gol. Los disparos del delantero senegalés, Divock Origi y Curtis Jones serían denegados por las manos del español. Ganándose un punto a favor muy importante para recuperar su titularidad y la confianza de Lampard.

Los últimos minutos de la primera parte serían de un Liverpool muy parecido al de Champions y Watford. Posesión y poca ocasión. Los londinenses bien plantados atrás y cerrando huecos, apenas dejaban respirar a los delanteros que buscaban desmarques. Y buscaban alguna internada en líneas enemigas cuándo tenían ocasión.

El Liverpool de nunca se convierte en el de siempre.

Se acabaron los primeros 45 minutos. Los 3 mejores jugadores del partido hasta ahora (Kepa, William y Gilmour) y los 18 restantes en el verde, partían hacia vestuarios. Los de Liverpool se llevaban un mal sabor de boca y los de Lampard un agradable aroma en su paladar. Sin duda nos deparaba una segunda mitad “disfrutona”.

Todo o nada para el Liverpool. 45 minutos para seguir en copa o caer en depresión. Comenzaban los que podían ser los últimos minutos del equipo de Merseyside en la FA Cup. Las primeras llegadas fueron sin peligro, las segundas mera posesión en campo rival. Reds, la vida sigue igual en la seguda parte.

En cuanto la coge el Chelsea ocasión. Tiro al larguero de Mason Mount en una falta desde la frontal del área. 2 minutos después, en el 64′, el submarino hizo aguas. Ross Barkley en una jugada “maradoniana” supera a varios defensores y engancha un magnífico disparo desde el borde del área que entra cerca del poste izquierdo. 2-0 para el Chelsea, o lo que es lo mismo, 0-2 para el Liverpool.

Con dos abajo, intentas meter 1 y engancharte de nuevo al partido. De 1º de fútbol. Pero lo que no te enseñan es a cómo actuar cuándo no llegas a puerta. Justo lo que le ocurrió al Liverpool los siguientes minutos después del gol. Las imprecisiones y fallos se convirtieron en ocasiones para el rival. Adrián le sacó una a Pedro tras superar con facilidad a la defensa en el 68′. Más tarde, Giroud tuvo 2 más para poner el 3-0 y cerrar la eliminatoria. En el 74′ el balón va al larguero, en el 75′ parada y palo. Hecatombe defensiva del visitante.

Jurgen Klopp ante este panorama, se sienta en el banquillo y piensa en cómo cambiar el partido. Manda ponerse las botas y saltar al campo a Roberto Firmimo y James Milner en el 70′. Más tarde a Mohamed Salah en el 80′. Nada cambia. El ritmo del partido no favorece al Liverpool. Kepa en la segunda parte no es más que un mero espectador en primera fila. Hecatombe ofensiva también. No son capaces los reds de crear ocasiones ni yendo arriba con sus mejores hombres.

¿Qué le pasa a este Liverpool?

El Chelsea FC ya es equipo de octavos de final de la FA Cup. Con los 90 minutos de tiempo reglamentario cumplido. Los de Lampard pasan a la siguiente ronda haciendo una gran actuación, que, por desgracia, se verá tapada por la mala imagen del Liverpool.

Un 2-0 que podría haber acabado en goleada, continúa la depresión red tras el partido de Champions contra el Atleti. Cayeron contra el Watford y volvieron a caer contra el Chelsea. Unos pinchazos que no empañan su futuro título de liga después de 30 años, pero que no dan una buena imagen para lo que resta de temporada.

Los próximos partidos que jugarán ambas escuadras serán en liga. El Liverpool volverá a Anfield tras la mala racha, para medirse al Bournemouth el sábado a las 13:30. El Chelsea se enfrentará al Aston Villa el mismo día, en casa de estos, a las 18:30. Ambos partidos y el resto de los partidos de la jornada de Premier serán cubiertos, como siempre, aquí, en El Señor del Balón.

FICHA TÉCNICA

Estadio: Stamford Bridge

Chelsea FC: Kepa; Azpilicueta, Rudiger, Zouma, Marcos Alonso; Gilmour, Kovacic (Mount 42′), Barkley; Willian (Jorginho 51′), Giroud y Pedro.

Liverpool FC: Adrián San Miguel; Williams, Van Dijk, Joe Gomez, Robertson; Lallana (Salah 80′), Fabinho, Jones (Milner 70′); Minamino, Origi (Firmino 70′) y Mané.

Colegiado: Chris Kavanagh

Incidencias: Lesión de Mateo Kovacic en el 42′. Lesión de William en el 51′.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: