#TOTRBL || LOS TOROS EMBISTEN PRIMERO

Dominó de cabo a rabo el RB Leipzig el partido correspondiente a la ida de los octavos de final, pues solo Hugo Lloris consiguió -de manera meritoria- frenar a los alemanes y evitar la que podría haber sido una hecatombe que habría sentenciado a los ingleses en el Tottenham Hotspur Stadium.

Sonó el pitido inicial de Cüneyt Çakir para hacer rodar la bola estrellada sobre el verde londinense y, en ese preciso instante, comenzó el asedio alemán. No había llegado el segundo minuto de juego cuando Angeliño estrelló el balón contra el poste tras tocar en Lloris, lo cual presagiaba el rumbo del duelo.

No cesó el cuadro germano en su empeño y Patrick Schick se acercó peligrosamente al gol, pues marchó muy cerca un testarazo del checo de subir al marcador en el 18′. Aún en la primera mitad, la tuvo Timo Werner, quien se encontró con el meta francés evitando así el gol del 11 -que más tarde llegaría-.

Entre ocasiones de los toros se llegó al intermedio, sin haber atisbado peligro procedente de los spurs ni aventurando un cambio de dinámica en los segundos 45′. Y así fue. Al salir de vestuarios, se produjo un ligero parón por una protesta por parte de los aficionados alemanes, quienes se mostraron enfadados por el precio de las entradas en la competición europea, muy superiores a los de su competición doméstica, la Bundesliga.

Ya en juego, llegó el primero del encuentro, lógicamente para los visitantes. Konrad Laimer penetró en el área y fue derribado de manera ostentosa por Ben Davies en el 58′, quien vio la cartulina amarilla. Colocó el balón en el punto fatídico el máximo artillero del equipo, Timo Werner, y no falló. Pateó a su palo izquierdo, imposibilitando a Lloris detener el óptimo remate. Era el primero y aún así, persistió el Leipzig.

Cuatro minutos después pudo llegar el segundo, pero ahí seguía erigiéndose Hugo Lloris como el mejorde su equipo sin lugar a dudas. Preciosa jugada colectiva por parte de los de Nagelsmann que desembocó en un remate del ya mencionado Schick, quien se topó con el meta francés.

Se acumularon las ocasiones y se le empezó a hacer demasiado largo el choque al equipo de Leipzig, pues tuvo que volar Gulácsi para detener una peligrosa falta botada por Lo Celso. El guardameta búlgaro tuvo que estirarse en alguna ocasión más, pero ahí quedó la ida de los octavos de final.

Golpeó primero y de que manera el Leipzig, pues pudieron llegar bastantes más tantos que el solitario de Werner, que sirve para aventajar a los germanos sobre los muchachos de Mourinho, aunque nos aguarda un apasionante duelo en el Red Bull Arena. Embistieron y de que manera los toros a los spurs, aunque ambos se citan en tres semanas para averiguar si es el cuadro de Nagelsmann el tapado de esta Champions.

A %d blogueros les gusta esto: