#RealSociedadAthletic || LA RESACA COPERA PASA FACTURA AL ATHLETIC

Donostia recibía hoy a dos de los cuatro semifinalistas de la Copa del Rey. Con motivo de la vigésimo tercera jornada de LaLiga Santander, Athletic Club y Real Sociedad se citaron en el Reale Arena para disputar uno de los derbis vascos más esperados por los aficionados. El partido, que se ha saldado con un 2-1 a favor de los locales, se ha decantado en la segunda parte con la salida al campo de Isak, jugador que está en una excelente forma y que fue un auténtico quebradero de cabeza para la zaga bilbaína.

Gaizka Garitano e Imanol lo tenían claro. Tras una semana llena de emociones y de eliminaciones coperas, tocaba dar descanso a sus estrellas y dar protagonismo a los jugadores que han sido menos habituales en los onces de ambos equipos a lo largo de la competición. Isak, Odegaard, Monreal, Muniain, Williams, Aduriz, Yuri, Dani García o Raúl García, han sido los hombres a los que les ha tocado descansar esta jornada, aunque bien es cierto que los técnicos han tenido que recurrir a ellos a lo largo del partido ya que, a pesar de las ocasiones, el choque no se decantaba hacia ningún bando.

Imanol ha vuelto a la 4-2-3-1 con la que derrotó al Real Madrid en los cuartos de final de la Copa del Rey, partido emocionante que tuvo a Isak como protagonista. Hoy no ha sido menos. Tras su salida al campo, el sueco no ha parado de generar peligro, y se ha convertido en la pesadilla del Athletic durante la segunda parte, con una asistencia a Portu, y un gol. El conjunto txuri urdin, que ha cosechado tres derrotas en los últimos cuatro partidos, suma tres puntos importantísimos para la pelea por Europa.

Por parte del Athletic, Garitano ha recuperado la 4-2-3-1, característica desde su inicio en la competición. Debido al descanso obligado a Íñigo Martínez, el técnico ha tenido que recurrir a los cuatro zagueros, y no a los cinco que utilizó frente al FC Barcelona. Además, Balenziaga, San José, Beñat y Kodro han sido las novedades en el once de Gaizka, junto a Asier Villalibre, que volvía a la titularidad tras unos partidos al máximo nivel, pero esta vez sin goles.

La primera parte tuvo pocas ocasiones, pero todas a favor del cuadro local, excepto un despeje en la frontal del área que remató Ibai a las manos de Remiro en el minuto 40. El equipo txuri urdin mantuvo la posesión la mayor parte del tiempo, y en el minuto 8 generó su primera ocasión de gol. Un disparo cruzado de Portu que resolvió con un paradón el portero vitoriano y que mantuvo al Athletic vivo, por lo menos hasta la segunda parte. A pesar de ello, la Real no tuvo otra ocasión tan clara en los primeros 45 minutos. Ambos equipos se marcharían al ecuador del partido con tablas. Empate a cero en la Reale Arena.

Pero en la segunda parte cambiaría todo. Desde que en el minuto 55 entró al campo Isak, todo se revolucionó. El sueco no paró de crear ocasiones, hasta que en el 64’, la estrella de los donostiarras se zafó de su defensor, avanzó hasta línea de fondo y puso un balón al centro del área para Portu, que adelantó a la Real Sociedad. El Athletic reaccionaría con la entrada de Iñaki Williams al campo, que fue sustituido por Villalibre. A falta de 20 minutos para el final del partido, Muniain recuperaría un balón en el centro del campo y se lanzaría al contragolpe, conduciendo hasta la frontal del área y dando un pase perfecto entre los dos centrales para que Williams en velocidad pudiera controlar el balón y batir a Álex Remiro, que no tuvo mucho que hacer en todo el partido.

Empate a uno en el marcador, y con una Real que quería que los tres puntos se quedaran en casa. No paró de intentarlo una y otra vez, hasta que en el minuto 82 de partido, Januzaj pondría un balón a Portu en profundidad, y este con un toque de tacón se la dejaría a Isak para que disparase dentro del área. El primer remate, lo atajaría de manera sobresaliente Unai Simón, pero el rechace también le caería al sueco y el vitoriano no pudo hacer nada para evitarlo. Así acabaría el encuentro, la Real Sociedad se hacía con tres puntos vitales por la lucha europea y que, tras la derrota del Valencia frente al Getafe, le colocan como sexto clasificado. El Athletic, por el contrario, lo tiene mucho más difícil. Ocho partidos consecutivos en Liga sin conocer la victoria y que le alejan cada vez más de la clasificación europea.

A %d blogueros les gusta esto: