#LeverkusenDortmund || EL DORTMUND SE ATRAGANTA CON LAS ASPIRINAS

El Leverkusen agraba aún más la crisis de un Dortmund que se aleja de la cabeza de la Bundesliga. Primer partido de Haaland sin marcar.

Partido loco el que se disputó ayer en Leverkusen. El Dortmund, que llegaba con las ganas de resarcirse tras el tropiezo en DFB Pokal que les costó la eliminación ante el Werder Bremen, llegó a ir por encima en el marcador, pero los locales tiraron de épica y resolvieron un partido que estaba perdido en los últimos minutos.

Comenzó avisando Haaland. El noruego, que hoy no marcó, pondría a prueba a Hrádecký que desvió el balón a córner. Corría el minuto 18, y tan sólo sesenta segundos después llegaría el primer tanto, obra de los locales. Balón en largo del portero que controlaba Havertz y que habilitaba a Amiri para poner un pase en largo muy medido hacia el veloz delantero Kevin Volland. El ariete alemán quedó mano a mano con Akanji, el cuál no tuvo su mejor tarde, y batió a Roman Bürki con un disparo raso cruzado.

Minutos más tarde, Sancho colgaría un córner que cabeceó magistralmente el veterano central del Borussia Matts Hummels. Era el 1-1 y apenas llevábamos 20 minutos de juego (preámbulo de lo que posteriormente estaría por venir).

El Dortmund quería más y así llegó el segundo tanto. Balón de Guerreiro para Emre Can que desde larga distancia fusilaba la meta del Leverkusen y ponía el balón en la escuadra. Debut soñado, por el momento, para el centrocampista que recaló en Dortmund en este mercado de fichajes procedente de la Juventus de Turín. Minuto 32 y el Dortmund mandaba en el luminoso: 1-2.

Lejos de rendirse, el Bayer Leverkusen siguió buscando la manera de romper la defensa de los visitantes. Una defensa que fue de mal en peor según iban avanzando los minutos. Diez minutos después del golazo de Can, Amiri colgó un balón al segundo palo que tras tocar en Tah cayó a los pies de Volland, que con una volea ponía el empate en el marcador. Hasta siete jugadores del Dortmund en el área y ninguno marcando a Volland. Mbappé y Neymar ya se están frotando las manos si esto sigue igual en el equipo del Signal Iduna Park.

En la segunda parte el Dortmund volvería adelantarse por medio de Jadon Sancho, pero el gol fue anulado por falta previa. Bonita jugada del propio extremo inglés comenzando por el costado zurdo y abriendo el campo hacia la banda de Hakimi que se la devolvería para finalizar dentro del área con un disparo ajustado. Una pena.

El partido estaba llegando a la hora de juego y el peligro de los locales pasaba por las botas de Kai Havertz. De quién sino. El joven talento alemán sigue demostrando cada fin de semana que está para dar el salto a un equipo con más potencial que las aspirinas.

Superada la hora de partido, en el minuto 63, Achraf Hakimi habilitó el esférico a Guerreiro que de primeras hizo el 2-3. Buena jugada del conjunto aurinegro por la banda izquierda. Y ya, cuando todo parecía que el Borussia se iba a desquitar de la dolorosa eliminación de esta semana en copa, llegaría la remontada del Leverkusen. Corría el minuto 80 de partido cuando la defensa del Dortmund fue incapaz de despejar un balón aparentemente fácil dentro del área que le cayó a Volland. El rechace favoreció a los locales y Leon Bailey empató el partido. Apenas un minuto después, centro desde la banda izquierda que remataría el veterano Lars Bender para poner el definitivo 4-3.

Derrota dolorosa para el conjunto de Dortmund que, de ganar hoy el Bayern ante el Leipzig, quedaría a cinco puntos del equipo de Bavaria. El Borussia es de momento tercero (a espensas de lo que haga el otro Borussia, el Mönchengladbach), dos puestos por encima de su verdugo en la tarde de ayer, el Leverkusen. Los de Peter Bosz son quintos y salen reforzados tras esta jornada al ganar a un rival directo por los puestos de arriba de la Bundesliga. En la siguiente jornada se enfrentan al Unión Berlín, mientras que el viernes el Dortmund recibe al Frankfurt, antes de jugar la ida de la Champions League ante el París Saint-Germain, también en su feudo.