#GranadaCF || OBJETIVO: COPA DEL REY

El Granada se enfrentó en la noche de ayer al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, donde salió derrotado por la mínima (1-0), dejando ver un juego evolucionado y competitivo pese a lo que demuestra el marcador.

Con Aarón en la portería, la entrada de Köybasi al carril izquierdo y Martínez acompañando a Duarte, la de Vadillo y Foulquier en banda y por último, la de Azeez de mediapunta, Diego Martínez demostraba que quería dar parte de descanso a los jugadores claves para llegar frescos al choque de este miércoles frente al Athletic Club, que será la ida de las semifinales de Copa Del Rey.

Tras un fallo en defensa, continuado con el gol de Correa, el Granada se rearmó, cambiando de táctica al 5-3-2 / 5-4-1 para dar más juego a la salida del balón por los costales y buscar de esta forma el ansiado gol.

Carrasco y Martínez peleando un balón / LaLiga

El tanto no llegó, pero como dijeron los futbolistas nazaríes y el entrenador, el partido se desarrolló de una manera correcta aunque con la ausencia del gol, que hubiera cambiado todo.

El equipo rojiblanco ya solo tiene ojos, si no los tenía ya, en el partido frente al Athletic de Copa, dónde se espera que no este Foulquier por «problemas familiares», como él aclaró en rueda de prensa.