#FCBRBL || MUCHO FÚTBOL, POCO GOL

El encuentro entre el primer y el segundo clasificado de la Bundesliga acabó con un 0-0.

El partido que podía decantar la liga alemana para uno u otro lado, y que todos los amantes del fútbol internacional esperábamos, dejó mucho fútbol y poco gol. Un punto se queda en Múnich otro se va a Leizpig, todo queda igual en la tabla.

Este Súper Domingo de fútbol nos hacía llegar hasta nuestras pantallas un más que interesante Bayern de Múnich – Red Bull Leizpig en la Jornada 21 de Bundesliga en unos de los mejores escenarios del fútbol mundial, el Allianz Arena. A las 18:00 de la tarde el agresivo temporal que sacude Europa dio un respiro y permitió echar a rodar el balón en el Sur de Alemania.

La primera parte del encuentro estuvo dominada por el Bayern de Múnich que salió a comerse el campo dejando 20 minutos de absoluto control de balón y fútbol ofensivo. Ocasiones como la de Thiago en el minuto 4 o Goretzka en el 10 pusieron contra las cuerdas a los toros rojos.

Llegando el Bayern a alcanzar el 80% de posesión, el Red Bull Leizpig supo despertar de su temprana siesta futbolística y plantar cara al gigante de Baviera en los siguientes minutos. Ejerciendo una gran presión, robando balones y teniendo más posesión arriba, las primeras ocasiones no tardaron en llegar de la mano de Timo Werner en el 23.

Los últimos 15-20 minutos, con un encuentro muy igualado, nos dejaron fútbol de gran calidad. Casi todas las ocasiones de ambas escuadras llegaban por la bandas y eso dio la oportunidad a jugadores como Alphonso Davies, del Bayern de Múnich, de dejar su marca en el encuentro. Su juego combinativo con Gnabry por la banda izquierda hizo mucho daño a la zaga de Nagelsmann haciendo sufrir a jugadores como Klostermann o Laimier en el ámbito defensivo. El cerrar más la banda derecha del Leizpig sería, sin duda, clave para la segunda mitad.

En el minuto 38, Lewandowski tuvo la más clara del partido. Da igual cuántas veces veas la ocasión porque no te puedes explicar cómo ese balón no va adentro. Parece desviarla Upamecano pero era un gol cantado para el delantero polaco.

Partiendo ambos equipos hacia vestuarios tras los 45 minutos reglamentarios, la primera parte nos dejaba un 0-0 con un buen sabor boca y nos deparaba una gran segunda parte. Cualquiera de los 2 podría haber marcado al final de este primer tiempo y el segundo seguro que traería goles (o eso pensábamos).

El segundo tiempo arrancó con un ritmo frenético. No parecían los primeros minutos de la mitad sino los últimos del partido. Ambos equipos fueron con todo arriba. A los 20 segundos el Leizpig tiene el gol con un tiro desviado tras rechace con Marcel Sabitzer. Error garrafal del austriaco. 3 minutos después en la misma jugada un error de Boateng y una mala salida de Neuer acaban con una ocasión clara del Leizpig y una posible mano que está bien el no ser señalada por el colegiado.

En el minuto 52, ¡PENALTI A FAVOR DEL BAYERN!. Una gran jugada acaba con un claro penalti de Upamecano a Lewandowski por una entrada a destiempo. Sin embargo, el delantero del Bayern parece estar, por la repetición, en fuera de juego. El VAR entra en escena para decidir una de las jugadas más importantes de la temporada. Un penalti que decide un partido y quizás una liga. El fuera de juego es claro y el árbitro cambia su decisión inicial de aplicar la pena máxima a favor del Bayern, para el enfado de la afición y los jugadores bávaros.

Tras el penalti que al final no fue señalado y con unos minutos anteriores bastante flojos del Leizpig. El Red Bull vuelve a tomar la delantera ofensiva del encuentro. En el minuto 62, un gran pase en profundidad acaba en los pies de Nkunku para que asista a un Timo Werner que, de manera inexplicable, falla solo ante Neuer dentro del área. Tras esta ocasión el partido baja el tempo anterior y ambos conjuntos se vuelven más conservadores. En el 67′ volvía al verde Lucas Hernández para el Bayern de Múnich tras estar fuera desde el 22 de octubre. Una gran noticia para Hans-Dieter Flick, los aficionados españoles, y los amantes del fútbol alemán.

Los siguientes 20 minutos dejaran un partido tranquilo y sin apenas ocasiones hasta la recta final del encuentro. El Bayern coge las riendas y Gulacsi, portero del Leizpig, se las quita en el último momento para sacar una mano prodigiosa al disparo de Lewandowski en el 79. Esta parada salvaría el punto para los de Nagelsmann. En los últimos minutos, el Bayern haría lo mismo que en los 20 primeros y sacaría la apisonadora ofensiva para intentar conseguir esa magia que llevan los goles en los últimos momentos. Pavard en fuera de juego y una contra del Leizpig en tiempo de descuento que no acaba dentro terminarían un encuentro que como el propio nombre de este artículo indica, daría fútbol de alta calidad pero un mal resultado.

0-0 para el partidazo de la jornada en la Liga alemana. Un punto para el 1º y el 2º de la Bundesliga. Un gol metafórico para todo aquel espectador amante del fútbol.

FICHA TÉCNICA

Estadio: Allianz Arena (75 000)

Bayern de Múnich: Neuer; Pavard, Boateng (Hernández 67′), Alaba, Davies; Kimmich, Alcántara; Goretzka (Coman 85′); Müller, Lewandowski, Gnabry (Coutinho 60′).

Red Bull Leizpig: Gulacsi, Angeliño, Halstenberg, Upamecano, Klostermann; Adams, Laimier; Olmo (Schick 69′), Sabitzer; Werner (Poulsen 90+3′), Nkunku (Lookman 82′).

Colegiado: Marco Fritz.

Incidencias: Cánticos y pancartas contra el RB Leizpig que rezaban: “Contra el fútbol moderno” y una pancarta que ponía en mayúsculas “Fuck RB” (Que le jodan al Red Bull, referiéndose, tanto al equipo de Leizpig como a su patrocinador) al comienzo del partido. Vuelta a los terrenos de juego de Lucas Hernández tras su lesión (no jugaba desde el 22 de octubre).

A %d blogueros les gusta esto: