#MirandesSevilla || COMO SI EL AUTOBÚS NO HUBIESE PARADO

En la noche de hoy, se ha disputado el encuentro de 1/16 de la Copa Del Rey que enfrentaban al Mirandes y al Sevilla FC

Un Sevilla, sin vida ni color que ha llegado a Miranda de Ebro sin hacer una sola parada, bueno sí, para repostar el autobús y salir de vuelta a la capital hispalense.

Ambos equipos salían con los siguientes XI Iniciales:

Mirandes: Limones; Alexander González, Odei, Sergio, Franquesa; Malsa, Antonio Sánchez; Álvaro Rey, Álvaro Peña, Merquelanz; y Matheus.

Sevilla FC: Vaclík; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero; Banega, Gudelj, Óliver Torres; Nolito, Munir y De Jong.

Comenzaba la primera parte, con un Anduva “hasta la bola” por ver a su equipo ganar, y seguir obteniendo logros en esta preciosa edición de la Copa del Rey

Tanto es así, que en el minuto 7, el Mirandés abría el marcador del encuentro con un gol de Matheus, que bate perfectamente a Vaclik por el palo corto con un perfecto derechazo y dar el brote de vida a Iraola y sus pupilos.

Un gol, que dejó caer a un Sevilla que no reaccionaba ante la situación de ir perdiendo a sabiendas de que el encuentro era a único choque y se jugaban mucho, venían de eliminar a un Celta que también se dejó la garra, y no se iban a achantar ante el pentacampeón, ni incluso a un equipo más poderoso aún.

Todo no acabaría aquí, un impotente Banega, con la cabeza puesta en otra cosa menos en el partido, realizó un pase en su campo para intentar abrir el juego, dando pie a lo que sería el segundo gol de Mirandés tras un genial tiro de Matheus, que tuvo la fortuna de haber tocado la cabeza de Gudelj para batir a Vaclik.

Llegaría el ansiado descanso en Anduva, donde ambos técnicos, algunos más que otros, debían reorganizar el juego para decantar la balanza.

El Sevilla FC se gastó los tres cambios en el intermedio, claramente había algo que a Lopetegui no le gustaba nada. Dejó en el banquillo a Koundé, Banega y Munir dando lugar a En-Nesyri, Jordan y Ocampos.

Parecía dar efecto la charla de Lopetegui, un buen comienzo del conjunto andaluz pero que duró 5 minutos, cuando el colegiado pita penalti clarísimo por un codazo de Diego Carlos a Álvaro Rey. Decisión muy clara por la sala VAR que avisó al colegiado para que revise esa acción que finalmente acabó en penalti, y en amarilla para el defensa brasileño y al entrenador del conjunto hispalense.

El penalti, fue parado por el checo Vaclik que fue el mejor del partido sin duda, un defensa inerte, y que podía haber desencadenado una derrota aún más dolorosa para el equipo y para aquellos aficionados que se han recorrido la península con tal de ver a su equipo.

El Sevilla, tras esa acción, volvió a decaer en la misma situación, un laberinto sin salida y con la presión más alta de los chicos de Iraola que tenía claro que Anduva viviría unos octavos de final.

Una gran cantidad interrupciones por parte de ambos equipos, es lo que caracterizó un Mirandés en alza, y el viaje en autobús del Sevilla. Pero todo no acabaría para los chicos de Julen Lopetegui, en el mínuto 85, una gran jugada de Álvaro Rey, que dejó aún más K.O a la defensa y batió a Vaclik sin pena ni gloria y que certificó el paso a octavos de su equipo.

Una olla a presión la vivida hoy en Anduva, que ven como eliminan de nuevo a un primero que no opuso resistencia alguna.

FICHA TÉCNICA

Mirandés: Limones; Alexander González, Odei, Sergio, Franquesa; Malsa, Antonio Sánchez, Álvaro Rey (Gorka Kijera, m. 88), Álvaro Peña (Guridi, m. 64), Merquelanz; y Matheus (Marcos André, m. 74).

Sevilla: Vaclík, Jesús Navas, Diego Carlos, Koundé (En-Nersyri, m. 46), Escudero; Gudelj, Banega (Joan Jordán, m. 46), Óliver Torres; Munir (Ocampos, m. 46), Nolito y De Jong.

Árbitro
Santiago Jaime Latre (Comité Aragonés).

Tarjetas
Alexander González (34′), Munir (37′), Diego Carlos (53′), Matheus (54′), Escudero, (76′), Antonio Sánchez (78′), Sergio (80′), Nolito (90′). Amonestó también a los técnicos Iraola y Lopetegui.