#TenerifeAthletic || EL ATHLETIC SALE VIVO DEL HELIODORO RODRÍGUEZ

Lo que se ha vivido hoy en Tenerife ha sido una auténtica locura. Tenerife y Athletic se han citado hoy en el Heliodoro Rodríguez López en un duelo de alto riesgo, ya que ambos equipos se jugaban ni más ni menos que el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey. Un partido que ha tenido de todo: expulsiones, juego bonito, posesiones, golazos y penaltis.

El Heliodoro Rodríguez hoy ha vibrado como nunca. Realmente ha sido una pena que solo tuviera que ganar un equipo, porque ambos han estado a la altura de las expectativas. Desde el inicio y hasta el final, la tensión se podía cortar con tijeras. El conjunto de Rubén Baraja ha demostrado que no tiene nada que envidiar al mítico equipo de primera división y experto en esta competición, el Athletic Club.

Garitano salió a por todas desde el principio. Cinco zagueros (tres centrales y dos laterales), tres mediocentros y dos atacantes para intentar derrotar a un Tenerife con un Joselu en punta que dio “mucha guerra” a la defensa rojiblanca. Pero las cosas no se iban a poner fáciles para el técnico vasco, ya que jugó con inferioridad numérica casi desde el inicio. En el minuto 2, Iago Herrerín vería la cartulina roja por una errónea salida, en la que choca frente a Moore fuera del área. Fue Núñez al que le tocó pagar los platos rotos, siendo sustituido por el joven guardamenta, Jokin Ezkieta, que estaba cuajando buena temporada en el Bilbao Athletic y que permitió al equipo de Gaizka Garitano seguir soñando con la Copa del Rey. Pero lo peor estaba por llegar, porque la falta, que se topó con el brazo de Williams dentro del área, se convirtió en cuestión de segundo en penalti. González Fuertes, que había señalado primeramente córner, se fió de la llamada de Iglesias Villanueva. Penalti y gol en Tenerife.

Con un gol de desventaja, a los leones se les puso todo en contra para lograr el pase a cuartos de final. Contaban con el factor del campo contrario, algo que no ha llevado muy bien el equipo de Garitano; con un gol en contra y con la expulsión de su portero. Pero los leones nunca se rinden y por eso, tras mucho esfuerzo y trabajo, vino la primera recompensa. En el minuto 16, Iñaki Williams empataría el partido en el Heliodoro Rodríguez tras un gran centro de Yuri, quien puso un balón al segundo palo y le dejó la pelota en bandeja al ‘9’ del Athletic, que no desaprovechó para mantener viva la esperanza de su equipo.

Iago Herrerín fue expulsado en el minuto dos

Pero el mérito de los locales fue que siempre supieron jugar con esa ventaja numérica para generar peligro. En el minuto 20, Joselu, autor del primer tanto del partido, volvería a poner por delante al Tenerife. Un centro desde la izquierda, por la banda de Elliot, llegaba a Joselu para rematar de manera sobresaliente desde dentro del área, tras un despiste defensivo. Ezkieta llegó a tocar, pero no lo suficiente como para despejar el balón, ya que el tiro fue demasiado cercano y potente. Llegaban los dos equipos, una y otra vez. No había descanso. La tensión estaba en el aire. La afición no paraba de animar a sus equipos. Así hasta el final de la primera parte, donde se mantuvo la ventaja local por tan solo un gol.

Jugadores del Athletic y del CD Tenerife disputando un balón en los cuartos de final de la Copa del Rey

En la segunda parte todo iba a cambiar. El Athletic salió enchufado y probó suerte con un tiro de Lekue que despejó correctamente Ortolá. No había tiempo para descansar. Los visitantes viajaron a Tenerife a por la victoria y no se iban a marchar sin ella. De nuevo, en el 53, Iñaki Williams volvería a poner las tablas, aprovechando un error de Milla. Así devolvía la vida a los leones.

El partido entró en una presión continua del equipo rojiblanco. Los leones no dejaron de buscar las bandas, y Lekue no dejó de sorprendernos. Un jugador que supo defender de manera sobresaliente, que tenía una llegada al área rival continua, que mantuvo la posesión con pases seguros y que además de llegar con peligro, sorprendía a la zaga rival. Un partido muy completo el que hizo el lateral derecho en Tenerife. Pero otro de los hombres del partido comenzaría también a brillar en la segunda parte. Y sí, hablo de Ezkieta, el portero que ha debutado esta noche y que sacó el que pudo ser el tercer gol del Tenerife: un taconazo que iba para adentro de Joselu. Pudo ser el tercero y asegurar el pase a cuartos de los locales, pero no le temblaron las manos al sacar todo lo que se aproximaba a su meta.

Iñaki Williams frente a Ortolá // Ramón de la Rocha – EFE

Terminaría la segunda parte con empate. Tuvo mucho tiempo el Tenerife para aprovechar esa superioridad numérica, pero no supo. No dio con la tecla para rematar el partido. Tampoco es que el rival le dejara hacerlo, porque la defensa bilbaína era contundente, y su presión intensa. El minuto 93 pudo ser el que cambió el rumbo del partido. Si alguna posibilidad tuvo el Tenerife con uno más, tras la expulsión de Carlos Ruiz, esa posibilidad se vio truncada, cosa que aprovechó el Athletic. Y es que, durante varios minutos, los locales tuvieron que sufrir el asidero de oportunidades del conjunto rojiblanco, que no vieron puerta.

Entonces, Íñigo Lekue, quien hasta entonces había estado de diez, cometió el primer error en el minuto 105. Sin duda una entrada innecesaria en el área que acabó con un penalti. Por tercera vez los locales se iban a adelantar en el partido. Todo parecía ya hecho. Todo apuntaba a que la trayectoria copera del Athletic podría acabar en el Heliodoro Rodríguez. Pero en el minuto 118, en el último suspiro del partido, Yuri Berchiche impresionaría a todo el estadio con un golazo desde treinta metros. Un disparo ajustado que dificultó el trabajo de Ortolá. Un auténtico cañonazo llevaría a los penaltis a un Athletic que, con uno menos, supo jugar sus cartas y repartió su esfuerzo para tener la posibilidad de los penaltis.

Ezkieta en un partido frente al CD Tenerife

Y ya sabemos cómo funcionan los penaltis. Ningún equipo se mereció salir de allí sin un puesto en cuartos de final, pero es lo que había. Raúl García sería el primero en medirse a Ortolá, y no falló el navarro. Tampoco fallaron ni Aitor Sanz, ni Iker Muniain, ni Nahuel, ni Vesga. El primero en fallar sería Joselu, uno de los hombres más característicos del partido que anotó el doblete que dio esperanzas al Tenerife. Ezkieta entró en juego. El joven arquero atajó el disparo desde los once metros y le puso las cosas difíciles al conjunto dicharachero. Íñigo Martínez, que pudo adelantar la victoria rojiblanca, también erró. Ortolá sacó el disparo con el pie y la ronda se prolongó un tiro más, hasta que llegó el joven Asier Villalibre, quien tras un disparo al larguero de Moore, no falló y llevó al Athletic hasta cuartos de final.

Un partidazo el que se ha vivido en el Heliodoro Rodríguez. Continúa el sueño del Athletic. 21 guerreros fueron los encargados de honrar la Copa del Rey. El Athletic sigue vivo, y hoy, lo ha demostrado una vez más.

FICHA TÉCNICA:

TENERIFE: Ortolá; Luis Pérez, Spicic, Carlos Ruiz (exp. 93′), Muñoz (Nahuel 75′); Javi Alonso (Aitor Sanz 66′), Undabarrena (Dani Gómez 91′), Luis Milla; Shaq, Elliot (Lasure 49′); Joselu.

ATHLETIC CLUB: Herrerín (exp. 2′); Lekue (Capa 105′), Yeray, Núñez (Ezkieta 4′), Íñigo Martínez, Yuri; Dani García, Unai López (Mikel Vesga 82′); Muniain; Raúl García, Williams (Villalibre 93′).

TANDA DE PENALTIS:

0-1 Raúl García, gol.

1-1 Aitor Sanz, gol.

1-2 Muniain, gol.

2-2 Nahuel, gol.

2-3 Vesga, gol.

2-3 Joselu, para Ezkieta.

2-3 Íñigo Martínez, para Ortolá.

2-3 Shaq Moore, al larguero.

2-4 Villalibre, gol.