#ValenciaBarcelona || PRIMERA PRUEBA PARA SETIÉN EN UN MESTALLA INVICTO

Mañana a las 16:00 Mestalla acogerá el partidazo de la jornada 21: Valencia y Barcelona se enfrentarán en uno de los choques por excelencia de la liga española, al que ambos equipos llegan con la necesidad de ganar para seguir peleando por sus objetivos. El encuentro se televisará por Movistar LaLiga.

El partido de mañana será el primer reto para Quique Setién desde que asumió el cargo de entrenador del Barcelona: tendrá que sacar un resultado positivo en un campo, Mestalla, que a día de hoy sigue invicto en la Liga Santander, convirtiendo sumar 3 puntos en toda una gesta que hasta ahora m visitante ha sido capaz de realizar en la Capital del Turia. Por otro lado, el Valencia buscará utilizar el apoyo de su afición como un plus que les ayude a recuperar su mejor versión, tras acumular varios partidos seguidos sin jugar a un nivel convincente para un equipo que aspira a una plaza en Liga de Campeones.

MESTALLA COMO MEDICINA PARA CURAR LA CRISIS

Es evidente que el Valencia no llega a este encuentro con la mejor de las rachas. Tras las decepciones sufridas contra el Real Madrid en Arabia Saudí y el Mallorca en Son Moix, además del último partido contra el Logroñés en el que el equipo tuvo muy poco acierto en ataque, la afición está empezando a preocuparse por esta pequeña “crisis”, ya que LaLiga está entrando al clímax de la competición y el equipo che aún no ha mostrado su mejor nivel en lo que va de 2020. Además, la derrota frente al Mallorca fue especialmente dolorosa: los valencianistas desaprovecharon una oportunidad única para situarse a 1 punto de la 3era plaza, tras los pinchazos del Atlético de Madrid y del Sevilla, encajando una contundente goleada ante un equipo en puestos de descenso que fue infinitamente superior a su rival, terminando la jornada con 31 y fuera de los puestos europeos.

Maxi Gómez marcó el gol de la victoria frente a la UD Logroñés.

Por otro lado, la suerte tampoco está acompañando al Valencia: Dani Parejo, pieza fundamental en el esquema de Albert Celades, se perderá el partido de mañana tras ver la doble amarilla frente al Mallorca, por lo que el centro del campo valencianista se queda desamparado en su zona creativa, a la espera de ver quién será el sustituto del capitán che. Además, Mouctar Diakhaby ha sido baja de última hora en la convocatoria por culpa de unas molestias que le han impedido estar listo para el partido de mañana. Eliaquim Mangala será su sustituto.

No obstante, no todo son malas noticias en el Valencia. La convocatoria de hoy ha desvelado una de las mejores noticias que podría haber escuchado la parroquia che, y es que Rodrigo Moreno se ha recuperado de su lesión. El delantero hispano-brasileño ha superado el esguince de rodilla que le impidió jugar la Supercopa de España, por lo que el Valencia vuelve a contar con su mayor referencia en ataque. Todo esto mientras el propio Rodrigo se ve involucrado en un culebrón sobre su posible venta, precisamente al FC Barcelona, que tendrá que abonar una cifra cercana a los 60MM si quiere llevarse al actual jugador valencianista.

Rodrigo ha vuelto a entrenar hoy con total normalidad con el resto del grupo.

PRIMERA PRUEBA DE FUEGO PARA SEGUIR EN EL LIDERATO

Quique Setién afrontará en Mestalla su primera prueba como entrenador del Barcelona. Tras la gran victoria frente al Granada, en la que los culés recuperaron la esencia de su fútbol, y la sufrida victoria frente al Ibiza en Copa del Rey, el Barcelona buscará afianzar su fútbol en Mestalla, un campo que impone mucho pero que no se le da nada mal a los catalanes: el Barcelona no ha perdido en Mestalla desde 2007, 12 temporadas sin conocer la derrota en uno de los campos más emblemáticos de LaLiga. Sin duda, un dato alentador que da confianza a los culés de cara a uno de los encuentros más importantes del curso liguero.

Antoine Griezmann salvó al Barcelona de lo que pudo ser una catástrofe en Ibiza.

Pasando a temas de plantilla, Setién podrá volver a contar en Mestalla con Frenkie de Jong, que ya ha cumplido su sanción tras su expulsión en el derbi de Barcelona y estará listo y descansado para competir mañana. A las bajas de Luis Suárez y Ousmane Dembélé por lesión, habrá que añadir la de Neto, portero suplente y ex del Valencia, que sufrió un esguince de tobillo frente al Ibiza que no le permitirá volver a la que fue su fue su casa hasta la temporada pasada.

La competición no para y el fútbol no perdona, por lo que una de las obligaciones que tiene el Barcelona a día de hoy es aclimatarse al nuevo esquema de su técnico. Debido a que sólo han tenido 10 días de aclimatación, a la plantilla le está costando adaptarse al 3-5-2 característico de Setién, algo normal tras haber pasado mucho tiempo jugando con un 4-3-3 inamovible durante las 2 temporadas y media que Ernesto Valverde estuvo al frente del equipo. Sin embargo, el partido de mañana debería ser el encuentro en el que finalmente el fútbol del técnico cántabro se plasme perfectamente en las mentes de sus jugadores, y qué mejor forma para comprobarlo que contra un rival de nivel que está teniendo una mala racha, siendo esta exactamente la situación actual del Valencia.

LA HISTORIA AVALA AL BARÇA; EL PRESENTE DEJA EL PARTIDO ABIERTO

Como ya hemos nombrado antes, Mestalla es un campo que se le da muy bien al Barcelona: los ches no le han ganado a los catalanes en su propio feudo desde 2007, cuando el Valencia se impuso por 2-1 al Barcelona con goles de Miguel Angulo y David Silva. Ha llovido mucho desde entonces, pero los tiempos presentes le dan opciones al Valencia: a pesar del 5-2 encajado en el Camp Nou durante la primera vuelta, la afición aún tiene en la mente aquella mágica final de la Copa del Rey, en la que el Valencia le encontró las cosquillas al Barcelona y le ganó con un justo 2-1 que pasó a la historia como la Copa del Centenario.

El Valencia lleva 12 temporadas sin ganarle al Barcelona en Mestalla.

Si algo está claro es que un Valencia-Barcelona nunca deja indiferente a nadie, y más cuando ambos equipos necesitan sumar puntos urgentemente para seguir soñando con cumplir sus objetivos. Puede que ninguno de los equipos llegue con la mejor de las dinámicas al encuentro, Además, partidos como este son capaces de triplicar la moral de una plantilla, por lo que el espectáculo está casi garantizado. Por lo tanto, prepárense, porque mañana tendremos una grandísima oportunidad para disfrutar del mejor deporte del mundo.