#LeicesterWestHam || AYOZE LIDERA LA GOLEADA DEL LEICESTER

Un doblete del canario mantiene a los Foxes en la lucha por la segunda plaza. Ricardo Pereira y Harvey Barnes se sumaron a la fiesta en una victoria que maquilló Mark Noble desde el punto de penalti. Vardy se marchó lesionado.

Los de Brendan Rodgers vencieron 4-1 ante un West Ham muy inferior desde los primeros minutos. Los visitantes salieron con un sistema muy defensivo con 5 defensas y con un centrocampista de corte también defensivo como lo es Declan Rice, algo que ya indicaba cuáles eran las pretensiones del conjunto dirigido por David Moyes: encerrarse atrás y esperar una contra para que Haller y Lanzini hiciesen daño a la defensa local.

Varios jugadores del Leicester festejan uno de los goles anotados por su equipo.

El gol del Leicester no se haría esperar. Tielemans sacaría una falta en corto desde el costado derecho, el balón sería para Harvey Barnes que con un pase a Ricardo Pereira rompería la defensa hammer para que éste le sirviese el esférico en línea de gol. Tercer tanto del interior inglés que está firmando una temporada más que notable y que quién sabe si le abrirá esto las puertas de la selección inglesa para la próxima Eurocopa. Corría el minuto 24.

Cuando apenas quedaban dos minutos para el final del primer periodo llegaría la peor noticia de la noche para el Leicester: su delantero Jamie Vardy se tenía que retirar del terreno de juego debido a unas molestias en su pierna izquierda. Entraría en su lugar el nigeriano Iheanacho.

El segundo tanto llegaría al filo del descanso. Mismos protagonistas pero distinto desenlace: jugada individual de Barnes en el interior del área que vio el pase perfecto a Pereira que se aproximaba solo por la derecha para hacer de primeras con un disparo potente cruzado el 2-0. El lateral del Leicester está siendo una de las sensaciones de esta edición de la Premier.

David Moyes dando instrucciones a Declan Rice en un partido.

Tras el descanso parecía que la tónica del partido no cambiaría. El Leicester dominaba en campo rival, pero una desafortunada acción de Ndidi ante Haller iba a dar esperanza al equipo de Londres. El árbitro señalaba penalti y Noble se encargaba de poner el 2-1 momentáneo en el minuto 50 con un disparo por el centro de la portería defendida por Kasper Schmeichel.

Parecía que el gol del capitán del West Ham había animado a los suyos y les había metido de lleno en el partido, pero seguían sin inquietar la meta de los locales.

Hasta que llegó el “momento Ayoze”. En el minuto 80 y con todo por decidir Iheanacho (que había sustituido al lesionado Vardy en la 1ª mitad) caía dentro del área tras ser desestabilizado por la defensa visitante. Segundo penalti del partido esta vez a favor de los de Rodgers. El encargado de ejecutarlo sería su compañero en el ataque, Ayoze Pérez, que no fallaría. Ese sería su sexto gol por el momento en Premier League. Pero no se conformaría con eso.

En el minuto 88 Iheanacho controlaría un balón de espaldas desde el punto de penalti y se la dejaría a Ayoze que batía al meta visitante por segunda vez en el partido. Doblete del delantero español que está firmando a sus 26 años una temporada para enmarcar.

El Leicester recupera de esta manera sensaciones tras la derrota contra el Burnley de la pasada jornada, y les permite afrontar el partido ante su perseguidor en la tabla, el Chelsea de Frank Lampard, con el objetivo de continuar la racha positiva (día 1 de febrero también en el King Power Stadium). Por su parte el West Ham llegaba a Leicester tras haber empatado en casa ante el Everton. ¿Su próximo partido de liga? El Liverpool de Klopp (partido que había sido aplazado el pasado mes de diciembre debido a la disputa de los de Jurgen Klopp del Mundialito de clubes).