#CeltaOsasuna || AÑO NUEVO, ¿DINÁMICA NUEVA?

Es tradición que en estas fechas no se dejen de escuchar los típicos propósitos de año nuevo. Pues, siguiendo con la costumbre, en Balaídos han encontrado uno, ya que siguiendo el lema promovido por el club; Ano novo, Liga nova (Año nuevo, Liga nueva), pretenden empezar con buen pie y darse un lavado de cara tras la pobre primera vuelta que hoy finalizan, pues se les presenta la enésima posibilidad de salir del descenso ganando. En frente, un Osasuna que está cuajando una notable temporada, siguiendo la línea que caracteriza a los rojillos de luchar cada balón. Han encontrado en el Chimy Ávila su talismán y mantienen el buen rumbo dictado por Jagoba Arrasate desde que empezó a rodar la bola en la competición liguera.

Los locales se topan con el primer choque del 2020 con muchos asuntos por resolver. Saben que si ganan salen de los puestos marcados en rojo, pero no es la primera, ni la segunda vez que se les presenta esta ocasión y en todas las anteriores, las acabaron desperdiciando. Otro punto pendiente es Stanislav Lobotka. El esloveno parece que no terminará la campaña como celeste vigués, pues cambiará el azul gallego por el napolitano en cuestión de días. A pesar de ello, se encuentra en la lista de convocados de un partido que acarrea polémica desde que se conociera el horario, pues choca con el de la Cabalgata de Reyes y existe la preocupación sobre la posible disminución en el número de asistentes al encuentro.

Totalmente contraria la situación que atraviesan los pamplonicas, pues los recién ascendidos se encuentran nueve puntos por encima de su rival en el día de hoy, que es el que marca el descenso, y saben que si vencen en tierras gallegas se colocarían a cuatro puntos de zona europea. En El Sadar son felices y prueba de ello la ya mencionada clasificación, la cual hace recordar al mítico Osasuna que militaba en primera año sí año también haciendo sufrir a cada equipo que pasaba por su feudo.

Los célticos no vencen en Liga desde el 24 de noviembre cuando se impusieron al Villarreal en La Cerámica, y la hinchada celeste no celebra un triunfo en casa desde el 6 de octubre ante el Athletic. También es de mencionar que no caen en casa desde el 3 de noviembre ante el Getafe. A pesar de ello, llegan tras caer ante el Levante y pretenden volver a sonreír sobre su verde. De la lista de convocados se caen Sergio Álvarez, Iván Villar, David Juncà, Jorge Sáenz y Denis Suárez por lesión, Néstor Araujo por sanción y Claudio Beauvue por decisión técnica, pues acaba de recibir el alta y no se pretende forzar.

Por el contrario, el cuadro navarro llega tras caer ante la Real Sociedad en casa en un trepidante partido que acabó con victoria vasca por tres goles a cuatro. No conocen la victoria liguera desde el 1 de diciembre ante el Espanyol en el RCDE Stadium cuando se impusieron por dos goles a cuatro. Los rojillos podrán contar con Nacho Vidal, Juan Pérez y Marc Cardona, quienes vuelven una convocatoria de la que se caen Rubén Martínez, Kike Barja y Toni Lato por lesión y Fran Mérida y Facundo Roncaglia (ex-jugador celeste) por sanción.

Desde luego todo apunta a que gozaremos de un apasionante partido. Está por ver si el año nuevo es un elemento revulsivo para los locales o no cambia la trayectoria osasunista.